Tipos de licencias de obra

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Licencia obra

Cuando tenemos que hacer algún tipo de obra en casa, siempre hay que pedir una licencia para evitar algún problema. Ahora bien, existen dos tipos principales de licencias de obra, así que es mejor conocerlas para saber cuál es la que hay que pedir en cada momento.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pedir una licencia de obra: es obligatorio tenerla antes de realizar cualquier tipo de reforma o edificación.
  • Tipos: se clasifican en licencias de obra mayor y licencias de obra menor.
  • Cuál pedir en cada caso: la de obra mayor es para obras de grandes envergaduras o presupuesto. La de obra menor es para una pequeña reforma.

 

Las licencias de obra se clasifican fundamentalmente en: licencias de obra mayor y licencias de obra menor. Dependiendo del tipo de reforma o construcción que vayamos a realizar, se nos exigirá una u otra por parte del ayuntamiento de nuestra ciudad, para lo que deberemos aportar previamente a su concesión una serie de documentación.

 

Licencia de obra mayor

Por lo general, se suele pedir el proyecto del arquitecto correspondiente y el presupuesto que va a costar la obra, en caso de que se pida una licencia para obra mayor, por ser una gran construcción o llevar a cabo una remodelación importante de la vivienda.

Este documento hay que solicitarlo si se va a realizar alguno de los siguientes acondicionamientos: nueva edificación, restauración de edificios, acondicionamiento de un local o similares. La nueva edificación se refiere tanto a una ampliación del volumen construido como de una nueva planta que se realice en un solar. La restauración de edificios hace referencia a cualquier tipo de acondicionamiento que se deba realizar en el edificio debido a su estado.

Licencia de obra menor

Y si hablamos de las licencias de obra menor, nos estamos refiriendo a las obras sencillas, técnicamente hablando, pues pueden ser desde una reparación o decoración hasta una pequeña obra que sea muy económica y que no requiera de ningún tipo de proyecto revisado por un arquitecto.

En este caso, hay que saber bien a qué debemos atenernos antes de solicitar algún tipo de licencia de obra, porque siempre es obligatorio conseguir el documento antes de empezar a realizar la reforma. Lo mejor es anticiparnos y hablar con algún técnico del ayuntamiento para que nos informe sobre los plazos de la concesión de la licencia, para no llevarnos alguna sorpresa negativa cuando vayamos a empezar las obras.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios