Alquiler social en caso de desahucio

Publicado por Cristina Yañez, 11 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Qué es el alquiler social?

Una de las opciones por la que mucha gente se está decantando cuando ha sido desahuciada es, sin duda, el alquiler social, ya que debido a su bajo nivel adquisitivo y sus rentas mínimas, estas personas no pueden permitirse alquilar una vivienda mediante el procedimiento habitual y mucho menos comprar alguna propiedad.

LO QUE DEBES SABER...
  • Condiciones: hay que cumplir una serie de requisitos para poder solicitar este tipo de alquiler, como por ejemplo que el desahucio se haya producido por el impago de una hipoteca.
  • Fechas: podrán optar a ello las personas que hayan sido desahuciadas a partir de 2008.
  • Precio: el alquiler social varía entre 150 y 400 euros al mes, marcando un límite del 30% de los ingresos familiares.

 

Los precios de los alquileres sociales son bastante bajos en comparación con los demás, ya que están pensados para familias que han sido desahuciadas.

 

Condiciones del alquiler

El alquiler social consiste en ofrecer a todas aquellas familias y personas que hayan sido desahuciadas la posibilidad de tener un piso de alquiler. Este piso es ofrecido por el banco que ha ejecutado el desahucio de su anterior vivienda.

Aunque no es una solución al problema de los desahucios, sí que es una buena medida para aquellas familias que tienen unos ingresos mínimos con los cuales no pueden pagar la hipoteca, pero sí pueden permitirse un alquiler de este tipo.

Para acceder a estos alquileres sociales hay que cumplir una serie de requisitos, como por ejemplo que el desahucio se haya producido por un impago de la hipoteca y que el banco demandante sea el mismo que ofrece la vivienda. La fecha del desalojo de la vivienda ha de ser posterior al día 1 de enero de 2008. Entre las condiciones para poder solicitar este tipo de alquiler también hay que destacar que el nivel de ingresos de la familia no debe superar la cifra que en ese momento sea establecida por parte del banco y el gobierno y, por supuesto, no se posea otra vivienda en propiedad.

Duración y precio

La duración del alquiler social está fijada en dos años como máximo de tiempo y el precio mensual varía entre los 150 400 euros, estableciendo un límite que corresponda al 30 % de los ingresos de la familia.

Por tanto, en caso de desahucio, y si la situación lo permite, no dudéis en solicitar al banco un alquiler social, pues cada vez son más las viviendas que se ofrecen con este tipo de contrato y puede ser la mejor opción para muchas familias.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios