Claves del empadronamiento

Publicado por Covadonga Carrasco, 30 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo empadronarse

Fijar nuestra residencia en un lugar determinado cuenta con una serie de derechos y obligaciones legales que están directamente relacionadas con nuestro registro en el padrón municipal, lo que comúnmente conocemos como empadronarse.

LO QUE DEBES SABER...
  • Documentación: presentar un contrato de alquiler o facturas a nuestro nombre será suficiente.
  • Derechos: el empadronamiento da derecho a la sanidad pública y la posibilidad de votar de forma presencial.
  • Traslado: si vamos a trasladar nuestro lugar de residencia será necesario volver a empadronarnos allí.

 

Todos tenemos la obligación de estar inscritos en el registro del padrón municipal sin importar nuestra nacionalidad o situación legal en el país, como puede ser el caso de los extranjeros.

Para poder empadronarnos lo único que tendremos que hacer es presentarnos en el ayuntamiento (o en la junta de distrito en el caso de las grandes ciudades) con algún documento que demuestre que efectivamente vivimos en la localidad.

 

Facturas o contrato de alquiler

Los documentos que podemos presentar para confirmar esto son:

Con la presentación del contrato de alquiler no tendremos problema a la hora de conseguir el padrón. También existe la opción de acudir al ayuntamiento acompañados de una persona que ya esté empadronada en el domicilio en el que queramos empadronarnos que dé testimonio de que efectivamente ese es nuestro lugar de residencia.

También servirá la presentación de facturas de la luz o el agua a nuestro nombre y con la dirección del domicilio en el que queremos empadronarnos.

El siguiente paso será rellenar una solicitud en la que figure nuestro nombre y la dirección en la que nos empadronamos. Este impreso nos lo proporcionarán en la oficina del ayuntamiento correspondiente.

Acceso a la tarjeta sanitaria y derecho a voto

Cuando hayamos terminado este papeleo podremos tener acceso a la tarjeta sanitaria correspondiente y por tanto acceso al servicio de sanidad pública de manera legal.

Si vamos a desplazarnos a alguna ciudad y vamos a cambiar de residencia, es recomendable cambiar también el empadronamiento para tener los derechos que esta gestión nos ofrece.

El empadronamiento también nos permite votar de manera presencial en las diferentes citas con las urnas. En ocasiones, el haber descuidado el empadronamiento hará que a la hora de buscarnos en las listas de nuestro colegio electoral no aparezcamos y por tanto no podamos ejercer nuestro derecho al voto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios