Dónde vivir durante el curso escolar: piso compartido o residencia

Publicado por Virginia González, 19 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Residencia estudiantes

En septiembre llega el momento de buscar alojamiento para los que viven lejos de su ciudad natal. La pregunta, en especial cuando es la primera vez, siempre es: ¿residencia o piso compartido?

LO QUE DEBES SABER...
  • Ventajas piso compartido: mayor libertad de horarios, así como ayuda a asumir responsabilidades y madurar.
  • Ventajas residencia: no es necesario realizar tareas domésticas y las habitaciones están muy bien equipadas.
  • Coste residencia: entre 200 y 1500 euros dependiendo de la ciudad, el régimen de comidas, si es doble o simple y si posee baño privado.

 

Vivir en un piso compartido o residencia son dos opciones igual de aceptables. Ambas formas de alojamiento durante el curso escolar tienen sus ventajas e inconvenientes, solo hay que encontrar la que mejor se adapte a cada uno y su forma de vida.

 

Prefiero vivir en residencia

Si no se quieren demasiadas responsabilidades y no importan los horarios marcados, esta es la mejor opción. Vivir en una residencia se acerca mucho más a la vida en familia. En una residencia se tiene la oportunidad de vivir con personas diferentes y compartir experiencias, algo que puede ser muy positivo en el primer año de estudios. Lo mismo ocurre en un piso compartido, pero en este caso habrá menos confrontaciones.

No existe la necesidad de hacer las labores del hogar, como limpiar, cocinar, hacer la cama, ya que generalmente hay un servicio que se ocupa de todo ello. En la residencia además se incluyen las comidas (eso sí, dentro de unos horarios obligatorios).

Las habitaciones están totalmente equipadas pensando en los estudiantes, es decir, tienen escritorio, camas y armarios y por lo general bien cuidadas.

Como norma hay que compartir habitación (hay algunas excepciones pero no todas), por lo que el grado de intimidad es totalmente nulo. 

Si se decide salir por la noche o en cualquier otro momento, normalmente hay unos horarios y fuera de ellos no se puede salir ni entrar hasta que el conserje abra de nuevo las puertas. Eso sí, permiten una mayor libertad que otros lugares como los colegios mayores.

No, mejor compartir un piso

Según la zona y la habitación que se quiera puede costar más o menos barato, pero todo depende del precio de la habitación y de los gastos de comida, agua, luz, etc. Vivir en un piso compartido te ofrece más libertad, entrar y salir cuando se quiera e invitar a amigos a casa, algo imposible en una residencia.

Sin duda se aprende a ser más responsable. Esta es una buena forma de madurar, ya que acudir a una residencia es más parecido a estar viviendo con los padres. No existen horarios de comida ni de ningún otro tipo.

Lo malo de compartir piso es que muchas veces hay que amueblar parte de la habitación o incluso de la casa. O puede que los muebles que ya estén no sean de demasiada calidad.

Hay que realizar las tareas domésticas. Lo peor en estos casos es que al compartir la responsabilidad con otras personas pueden surgir muchas veces discusiones.

En cuanto a los costes, tanto los pisos como las residencias varían mucho dependiendo de la ciudad y zona en la que nos encontremos.

En este último caso, las residencias, también varía dependiendo de si es individual o doble y del régimen de comidas que tengamos: sin comidas, con media pensión o con pensión completa. Incluso, puede aumentarse el precio en algunos casos si solicitamos baño privado. Dependiendo de todas estas características los precios oscilan entre los 200 a los 1.500 euros al mes, siendo Madrid y Barcelona las ciudades más caras en cuanto a residencia de estudiantes se refiere.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios