Internet en casa; ¿Fibra óptica o cable?

Publicado por canalHOGAR, 27 Dic 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Internet en casa; ¿Fibra óptica o cable?

Si estás pensando en cambiar de compañía o de piso, te conviene saber cuál es la opción en lo que a internet respecta que mejor te conviene. Con la llegada de la fibra óptica al uso doméstico, se ha ampliado la oferta del mercado, pero, como con tantas otras cosas, conviene leer las particularidades de cada tipo de conexión.

Internet ha sufrido un proceso de desarrollo exponencial que ha hecho que pasemos de las míticas tarifas planas del módem telefónico a la fibra óptica de mayor velocidad.

Entre medias, encontramos el ADSL, un tipo de Internet que funciona a través de un cable de cobre, y que, en su día, supuso un paso de gigante para nuestros ordenadores de casa. Hoy en día se sigue ofertando en aquellos domicilios a los que no llega la fibra óptica, y puede ser una opción igualmente competitiva, ya que por su naturaleza (tiene una conexión directa con la centralita), no depende del número de usuarios de internet en nuestra zona.

Sin embargo, la velocidad del ADSL sí depende de la calidad del cable de la instalación, y de las posibles interferencias que pueda encontrarse de camino, por lo que es importante que a la hora de hablar con nuestra operadora, pidamos que hagan una medición real de la calidad de la red en nuestra vivienda.

 

 

Por otro lado, la fibra óptica también puede presentar variantes. Algunas compañías ofrecen un híbrido de fibra coaxial, lo que significa que la fibra llega hasta un nodo de la zona donde vivimos, y se traslada hasta nuestro hogar a través de un cable de cobre coaxial. Este se divide en dos canales, uno de descarga y otro de carga o subida, que se reparte, a su vez, entre todos los vecinos.

Otras compañías sí ofrecen fibra óptica hasta la puerta (Fiber to the home), y, al ser directas e individuales, las velocidades son mucho mayores. Además, no tiene interferencias como las del ADSL, por lo que es mucho más estable, y su velocidad es siempre constante. 

Así que, a la hora de contratar internet, has de fijarte en algunas condiciones que pueden jugar en tu contra si las pasas por alto. Recuerda que tu Seguro de Hogar MAPFRE cuida todos tus dispositivos electrónicos, y los protege frente a subidas de tensión inesperadas o roturas accidentales. Infórmate.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios