Hogares conectados, ¿qué es el Internet de las cosas?

Publicado por canalHOGAR, 08 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hogares conectados Internet de las cosas

El término Internet de las cosas ya tiene unos años de experiencia en el sector de las nuevas tecnologías, sin embargo, no se ha popularizado tanto ni con tanta rapidez como otro tipo de novedades que giran alrededor de la Red.

Quizás parte de la culpa de que el Internet de las cosas no sea  tan popular como se esperaba, está en el término, ya que muchos de los que se preguntan qué es exactamente, quizás ya están haciendo uso de él en sus hogares, sin llamarlo de esa manera.

La expresión Internet de las cosas es una traducción literal del Internet of Things  (IoT), el nombre en inglés que se eligió para hacer referencia a este concepto tecnológico que lleva ya años de evolución e introducción en todo el mundo.

• Aunque el concepto Internet de las cosas puede resultar abstracto y general, es perfecto para referirse a este tipo de sistemas que incluye muchas posibilidades, usos y aplicaciones.

• Las cosas pueden conectarse a Internet y ganar en eficiencia, productividad y utilidad. Esa es la gran ventaja de adoptar el Internet de las cosas a los diferentes ámbitos.

• El término cosas es tan poco específico como apropiado para esta ocasión, ya que hay pocas limitaciones en cuanto a elementos que puedan conectarse a la Red. Todas las cosas –casi- pueden hacerlo o podrán hacerlo en un futuro muy próximo.

• Las cosas cotidianas son las que específicamente se recogen en el término Internet de las cosas aplicado al ámbito doméstico: despertadores, sistemas de riego, electrodomésticos, sistemas de climatización… La lista es tan larga como elementos –cosas- tengas en tu casa.

• El concepto de conexión a Ia Red se entiende en dos sentidos principales en el Internet de las cosas. Por una parte, las cosas se conectan entre sí y en conjunto a la red; por otra, esta interacción permite que las cosas se conecten a sus usuarios, posibilita la comunicación.

Este conjunto de conceptos y características definen y explican qué es el Internet de las cosas, pero lo normal es que además de preguntarte qué es IoT,  ya que lo verdaderamente interesante y práctico es saber en qué ámbitos se aplica ya y cómo puede afectar o hacerte tu vida más cómoda.

1. Hogares conectados

Gracias al Internet de las cosas, tu vivienda va a ganar en comodidad, pero también en eficiencia y seguridad, ya que es clave, por ejemplo, en el ahorro de energía y colabora activamente en que una vivienda consiga la máxima eficiencia energética posible.

En este entorno doméstico, se abre un amplio abanico de posibilidades que incluye a los elementos eléctricos y electrónicos del hogar, y a todos aquellos que puedan soportar la instalación de sensores tanto de movimiento como de otras clases. Lo más popular actualmente es el Internet de las cosas que afecta a sistemas domóticos que ya eran habituales en las casas, como los sistemas de seguridad, el control de persianas o el del riego del jardín. Con el Internet de las cosas, las funcionalidades se disparan: la nevera hace la lista de la compra y avisa de productos a punto de caducar o la cafetera te prepara el café justo cuando llegas a la cocina por las mañanas.

2. Ciudades conectadas

Basado en el Internet de las cosas, las ciudades están ganando en seguridad y comodidad en el control de todas sus infraestructuras que, gracias a esta posibilidad de conexión e interconexión, son mucho más fáciles de manejar de manera adecuada.

Puentes, semáforos, farolas… el Internet de las cosas que te rodea en tu ciudad permite que todo funcione mucho mejor, puedan detectarse errores, averías, faltas de suministro… El control remoto permite además un cambio de funciones siempre que las condiciones, por ejemplo del tráfico, así lo requieran.

3. Hospitales en la red

El Internet de las cosas es una realidad en muchos hospitales  y clínicas. Las ventajas son infinitas tanto para los pacientes como para los profesionales de la salud. En el aspecto médico, el Internet de las cosas ha permitido interesantes avances por ejemplo, en la medicina no invasiva.

Los ciudadanos disfrutan de hospitales conectados donde es más sencillo y rápido gestionar una cita o tener acceso a su expediente médico completo, por ejemplo. Los tratamientos pueden seguirse de forma remota y ambulatoria con mucha más facilidad también.

Aunque el término Internet de las cosas no acaba de hacerse familiar y usado en el día a día, es evidente que sus efectos y ventajas sí están ya presentes. Con los Seguros MAPFRE Salud puedes disfrutar de las grandes comodidades del Internet de las cosas aplicadas a tu gestión y atención médica. Apuesta por la póliza que más se adapte a tus necesidades y disfruta del cuidado de tu salud, practicando la medicina preventiva también.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos