Sello ISSOP, el etiquetado de productos sin obsolescencia programada

Publicado por canalHOGAR, 22 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Sello ISSOP, el etiquetado de productos sin obsolescencia programada

La lucha contra la obsolescencia programada tiene un nuevo aliado: el Sello ISSOP. El etiquetado de productos sin obsolescencia programada es una realidad que se ha impulsado desde Barcelona por la Fundación Energía e Innovación Sostenible sin obsolescencia programada (Feniss).

La obsolescencia programada es una mal que sufren muchos de los electrodomésticos y aparatos de compra y uso cotidiano como televisiones, lavadoras u hornos. Tienen un tiempo límite de uso, una fecha de caducidad más allá de la cual su uso es imposible y su reparación también o resulta mucho más cara que comprar un elemento nuevo. Es el fenómeno que se conoce con el nombre de obsolescencia programada. Los productos no se fabrican con la máxima durabilidad posible.

Contra esta práctica de la obsolescencia programada, ha surgido el Sello ISSOP que se propone identificar a aquellos aparatos que hayan sido fabricados conforme a los principios de Innovación Sostenible Sin Obsolescencia Programada, libres de una caducidad prematura y diseñados para durar el máximo tiempo posible.

   • Los productos que lucen el Sello ISSOP están fabricados a través de procedimientos y con materias primas que no afectan al medio ambiente.

   • La sostenibilidad tanto en el proceso de creación como en la selección de los componentes se exige a todos los aparatos que aspiran a contar con el sello ISSOP.

   • Los consumidores pueden estar seguro de que los productos con este Sello no tienen una vida programada para durar menos de lo esperado.

   • Los fabricantes que quieran imprimir a sus elementos el Sello Innovación Sostenible Sin Obsolescencia Programada deben aspirar a hacer productos para durar el máximo tiempo posible, procurando piezas y elementos de calidad, así como procedimientos de control de calidad y seguridad.

 

 

La Fundación Energía e Innovación Sostenible sin obsolescencia programada (Feniss) es la impulsora de este distintivo, está compuesta por un grupo de profesionales voluntarios de diferentes ámbitos que están dispuestos a acabar con la obsolescencia programada o al menos, ayudar a los consumidores a elegir productos libres de esta práctica.

Feniss no es la única voz que se alza en contra de la obsolescencia programada, muchas organizaciones de consumidores alertan que esta práctica es nociva para el medio ambiente e injusta para los consumidores. El único objetivo que persíguela obsolescencia programada, según Feniss, es fomentar el consumo y la fabricación incontrolada de productos, sin tener en cuenta ni las necesidades reales de los usuarios, ni el cuidado del planeta:

   • El fenómeno de la obsolescencia programada afecta a casi todo tipo de industria: “Aunque empezó siendo una práctica relacionada con los electrodomésticos, actualmente está extendida a casi todos los productos”, según el presidente de Feniss, Benito Muros.

   • No es difícil detectar qué productos están hechos con prácticas de obsolescencia programada, según Feniss, es sencillo y económico someter a los productos a pruebas de laboratorio con este fin.

   • La obsolescencia programada supone un agotamiento de los recursos naturales, el aumento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y colabora a la aceleración del cambio climático, ya que implica derroches de energía y más contaminación, entre otras.

Cualquier empresa puede lograr el Sello ISSOP para sus productos de forma totalmente gratuita para ello es preciso que cumpla con el decálogo exigido por Feniss.

   1. Priorizar la compra de productos y contratación de servicios  respetuosos con el medio ambiente,  apostando por el comercio local y justo. Ni fabricar ni comprar elementos con obsolescencia programada.

   2. Contribuir a la mejora energética.

   3. Realizar una correcta gestión de residuos.

   4. Promover una cultura de consumo social y ambientalmente responsable.

   5. Preservación del medio ambiente local.

   6. Facilitar el acceso a la formación ambiental y de integración social.

   7. Evitar la publicidad engañosa e irresponsable.

   8. Promover la igualdad e integración social.

   9. Apostar por la conciliación familiar, laboral y personal.

   10. Promover y difundir su compromiso, apostando por una gestión de respeto y sin corrupción.

Las empresas y fabricantes pueden dar un paso firme en contra de la obsolescencia programada, consiguiendo para sus productos el Sello ISSOP, pero también los consumidores, recuerdan desde Feniss, tienen que asumir su parte en esta lucha y apostar por estos productos identificados con el Sello ISSOP, informarse y asesorarse en sus compras y exigir a las autoridades un apoyo definitivo y real a estas empresas.

Cuida tus compras, si no quieres comprar productos con obsolescencia programada y contrata una póliza de Seguro de Hogar MAPFRE que incluya la asistencia en reparación de electrodomésticos para minimizar gastos y molestias, cuando tengas que asumir el arreglo de algún aparato del hogar.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos