¿Qué es la obsolescencia programada?

Publicado por canalHOGAR, 17 May 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Qué es la obsolescencia programada?

 

Cuando se estropea la lavadora o la tele, muchos, sobre todo, los más mayores, aseguran que esto antes no pasaba; los más informados te dirán que es culpa de la obsolescencia programada. Pero entonces, ¿qué es la obsolescencia programada exactamente?

 

Si te preguntas qué es la obsolescencia programada, la respuesta es muy sencilla, es una propiedad que los fabricantes incluyen -no todos y no siempre- en sus productos eléctricos o electrónicos y en virtud de la cual, el aparato en cuestión tiene un periodo de vida útil marcado y cerrado, después del cual, y de manera irremediable, el aparato –ordenador o lavavajillas- quedará obsoleto, dejará de ser útil y de prestar su servicio de forma correcta.

 

La obsolescencia programada es un tema altamente controvertido, puesto que existen muchos detractores y una gran cantidad de defensores. Por otra parte, no existe la confirmación absoluta de qué empresas o marcas y en qué aparatos o productos se aplica o puede aplicarse esta caducidad programada.

 

Lo que es evidente es que la obsolescencia programada provoca una serie de consecuencias, positivas o negativas, según desde el lugar que se miren, entre ellas:

 

   1. Fomento del consumo

En el origen de este concepto, está el intento  por parte de los fabricantes y empresarios de reactivar el consumo. En medio de la Gran Depresión, en 1932 Bernard London planteaba una obsolescencia programada, planificada y obligatoria por ley para acabar con la grave situación económica. Aunque finalmente nunca se llevó a cabo, la idea ya estaba ahí y seguiría flotando y evolucionando a lo largo del siglo XX.

 

   2. Aumento de los residuos

No solo los aparatos sino todos los componentes de los productos con obsolescencia programada tienen que desecharse de algún modo; debería ser a través del reciclaje para que no se viera afectado el medio ambiente y la salud del planeta. Como los productos duran menos, en algunos casos cada vez menos, el nivel de residuos que generan es tan alto que el planeta no puede asimilarlo de forma natural.

 

 

   3. Genera desconfianza en los consumidores

La base del éxito de la obsolescencia programada es que todos los fabricantes la emplearan, sin embargo, esto no es una realidad. El consumidor se siente perdido y desinformado. La obsolescencia programada genera malestar entre los ciudadanos que ante una mala experiencia con una marca determinada, optarán en la segunda por otra y así sucesivamente, eligiendo en función de la calidad y durabilidad del producto.

 

   4. Modifica los ciclos de vida y pautas de consumo

Aunque no existen datos, en esencia, la obsolescencia programada aspira a modificar de forma intencionada, la vida de los aparatos electrónicos y eléctricos. De tal forma que el objetivo prioritario de los fabricantes y diseñadores, no es la durabilidad del producto ni la calidad de sus componentes, sino todo lo contrario. No obstante, algunos estudios apuntan a que los consumidores no siempre esperan a que la obsolescencia programada les obligue a reemplazar el objeto, sino que muchas veces el ansia de tener lo último en tecnología y prestaciones del mercado, es la causa de la compra. Esta conducta se da especialmente en el caso de compra de productos como teléfonos móviles o televisores.

 

   5. No facilita el ahorro

Los productos que pueden o suelen padecer de obsolescencia programada son en muchos casos artículos que pueden interpretarse como de lujo o al menos, no prioritarios o de primera necesidad; es el caso de los ordenadores portátiles o dispositivos móviles. Sin embargo, también afecta a los electrodomésticos más básicos como una lavadora o un frigorífico. En este caso, el consumidor encuentra serios problemas para encajar la caducidad de estos elementos en sus economías cotidianas y familiares: el ahorro familiar es el gran afectado entonces.

 


Aunque ya sepas qué es la obsolescencia programada es muy complicado valorar sus consecuencias, estar preparado ante sus efectos y resulta casi imposible evitarla. Una alternativa es contar con el Servicio de Reparación de Electrodomésticos de Línea Blanca del Seguro del Hogar Platino de MAPFRE que es el único en el mercado que cubre un número de intervenciones al año para reparar averías mecánicas, eléctricas o electrónicas que sufran los electrodomésticos de tu hogar.

 

RECUERDA...

 

  • La obsolescencia programada es un tema altamente controvertido. 
  • No tiene lugar en todos los productos electrónicos.
  • Todos los componentes de los productos con obsolescencia programada tienen que desecharse de algún modo. 


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos