Inicio  /  Hogar  /  Seguridad en casa  /  Seguridad infantil en el hogar

Seguridad infantil en el hogar

3 minutos | La llegada de un bebé a casa es uno de los acontecimientos más importantes de nuestra vida y los adultos estamos obligados a asegurarnos de que contamos con los elementos o dispositivos necesarios que permitan su desarrollo en un entorno seguro. De esa manera podremos prevenir accidentes domésticos evitables que pueden suceder dentro de la vivienda.

Muchos expertos en pediatría sostienen que los accidentes dentro del hogar suponen la cifra más alta de causa de diversos problemas de salud que presentan los pequeños en sus consultas. Y debemos tener muy presente que muchos de esos accidentes son evitables. Tan solo hay que tomar las precauciones que se requieran para ello.

Cuando llevamos a nuestro bebé al hogar es importante, previamente, haber pensado sobre lo que supone la incorporación física de este nuevo miembro a nuestra familia. Es fundamental comenzar con la transformación del hogar y tener previstos los dispositivos o métodos de seguridad para una casa con bebés. Éstos son diseñados especialmente para cumplir ese objetivo. Y la variedad en el mercado de los elementos o dispositivos de seguridad infantil en el hogar nos permitirá ir comprando los accesorios necesarios para cada etapa de desarrollo de nuestro hijo.

Dispositivos de seguridad infantil

Empecemos por hacer un repaso de los elementos princiaples a tener en cuenta una vez que el pequeño ya está en casa y durante su etapa de crecimiento.

  • Barreras de seguridad. Para crear un ambiente seguro en el entorno del pequeño debemos tener en cuenta las barreras de seguridad, sobre todo en su etapa de gateo y cuando ya camina. De esta forma podremos delimitar espacios y podemos colocarlas en aberturas, escaleras para evitar que el niño pueda subir o bajar peldaños de forma autónoma. Además, en dichos peldaños, es conveniente utilizar tiras antideslizantes. Las barandales de las escaleras deben tener 90 centímetros de altura como mínimo para evitar que el pequeño pueda saltarlos. Y entre los barrotes debe haber una distancia de seguridad de 10 centímetros.
  • Barras de protección para la cama. Se compran en cualquier gran superficie o tienda especializada en niños. Evitará que el niño pueda caerse de la cama cuando le pasemos desde la cuna.
  • Tapas para los enchufes. Existen en el mercado diferentes modelos, pero el objetivo es el mismo. Cuando los pequeños están en su primera etapa son muy curiosos. Les encanta meter el dedo en el enchufe y experimentar. Como los adultos sabemos cuáles son las consecuencias de tal acto, es muy importante adquirir estas tapas para enchufes especiales para niños.
  • Esquineros para las puntas de las mesas. Cuando el niño comienza a ser autónomo no quiere sentirse atado y siempre que puede le gusta experimentar la sensación de caminar solo. Por eso conviene proteger al menos las esquinas de los muebles o mesas que podamos tener a su alrededor.
  • Bañeras con materiales antideslizantes. Para que nuestro bebé no se escurra en la bañera y pueda caer y hacerse daño, lo mejor es prevenir este posible accidente con antideslizantes para el suelo de la bañera.
  • Bisagras de seguridad en las puertas. Asegúrate de poner en las puertas bisagras de seguridad que no permitan cerrarse de golpe. De esta forma protegeremos los dedos del bebé.
  • Protectores para las ventanas correderas. Existen unos topes de ventanas en el mercado para que el niño no pueda abrirlas más de una pequeña distancia.

Actitudes de seguridad para los niños

Aunque muchas sean de sentido común, a medida que nos confiemos o que algunos días el cansancio o la rutina nos haga bajar la guardia, corremos el riesgo de no abordar determinadas situaciones con la cautela adecuada. Los más precavidos, en cambio, pueden llegar a considerar el uso de sistemas de cámaras domésticas para tenerlos a la vista en todo momento, lo que tiene ventajas y desventajas.
A modo de recordatorio, glosamos algunas de las esenciales:

  • No dejar al niño en el cambiador solo.
  • No dejarlos solos con animales grandes.
  • No limpiar con productos químicos cuando ellos estén en la habitación.
  • Vigilarlos cuando están aprendiendo a masticar sus primeros elementos sólidos, pues en caso de atragantamiento deberemos actuar rápido.
  • No perderles de vista cuando están en la bañera, especialmente hasta que sean capaces de sostenerse bien por sí mismos.

Y para tener siempre respuesta ante imprevistos en casa, añade a todos estos consejos y precauciones un Seguro de Hogar Mapfre que te respaldará con todas las coberturas necesarias.

 

 

 

 

2020-01-31T10:45:46+00:008 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.