Riesgos de los adaptadores de corriente múltiples

Publicado por canalHOGAR, 10 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Riesgos de los adaptadores de corriente múltiples

No es difícil que en tu hogar tengas no uno, sino varios adaptadores de corriente múltiples. Por lo general, son seguros y muy prácticos; sin embargo, merece la pena saber que este tipo de elementos puede entrañar riesgos y aprender a evitarlos.

Con la proliferación imparable de dispositivos y aparatos eléctricos y electrónicos en el hogar, pocas son las casas en las que no es necesario el uso de adaptadores multivía para cubrir las necesidades de enchufes. Este tipo de elementos son de uso cotidiano y doméstico, sus características responden a cumplir este tipo de función. No obstante, los expertos recomiendan ser conscientes de los riesgos que suponen.

• Abuso en el uso de adaptadores de corriente múltiples

El uso y abuso de los adaptadores de corriente múltiples y el desconocimiento de los diferentes tipos y sus usos indicados en cada caso, hace que en muchas viviendas, la presencia de adaptadores de corriente sea un peligro latente que muchos ignoran o desconocen por completo.

• Riesgo de sobrecalentamiento

Aunque no es lo habitual, es una posibilidad, especialmente si utilizas con frecuencia las clavijas multivía, conocidas popularmente como ladrones. Este tipo de elementos deben usarse de forma puntual y controlada, no son recomendables para un uso prolongado ni habitual. El riesgo de sobrecalentamiento de la toma eléctrica -enchufe- en el que se coloca el ladrón es elevado.

• Potencia sobrepasada

Es habitual que las potencias contratadas en las viviendas se vean superadas y deban modificarse cuando se va dando la bienvenida a nuevos electrodomésticos o aparatos eléctricos. Sin embargo, si se emplean muchos adaptadores que se usan de forma continua y sincronizada, pero no se modifica la potencia contratada, es seguro que vas a tener problemas eléctricos. Si la potencia máxima de tu hogar está adaptada al número de enchufes o puntos de electricidad presentes, pero amplías cada uno de ellos con adaptadores, es evidente que la potencia no será suficiente.

Estos riesgos son importantes, pueden llegar a ocasionar importantes daños y suponer peligros graves, pero también son fáciles de evitar y prevenir, si haces un uso adecuado de los adaptadores de corrientes múltiples.

Conocer los tipos de adaptadores que hay en el mercado para usar siempre el más adecuado es fundamental y te ayudará a hacer una elección acertada y segura. La norma UNE 20315: 1994 regula la fabricación de este tipo de productos y especifica las características que deben tener y requisitos a cumplir para que un adaptador de corriente sea legal y apto para el uso doméstico.

Los adaptadores multivía constan de dos partes esenciales: las bases y la clavija, según las características de cada una de sus partes y su potencia, la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico (AFME) diferencia 3 tipos de adaptadores:

1. Adaptadores multivía sin toma de tierra en la base

Puedes encontrar a su vez dos clases dentro de este tipo. Un modelo que ofrece la misma intensidad en la base y en la clavija, siendo su potencia de 2.300 watios. En otros, tiene una fuerza de 10 amperios en la base y de 16 en la clavija, resultando una potencia total de 3.680 watios.

2. Adaptadores multivía con toma de tierra en la base

Son adaptadores que llegan a una potencia máxima de 3.680 watios. Tanto la base, que es la que incorpora la toma de tierra, como la propia clavija tienen una intensidad idéntica de 16 amperios.

3. Adaptadores multivía combinados

Este tipo de adaptadores combinan características de los dos tipos anteriores y ofrecen una intensidad de 16 amperios en su base y también su clavija, alcanzando hasta 3.680 watios de potencia.

Estos son los principales tipos de adaptadores que puedes encontrar en el mercado. Como norma general, utiliza siempre mejor este tipo de adaptadores multivía que los que carecen de base. Siempre que sea posible y necesites un uso continuado de un enchufe extra, lo mejor es hacer una instalación completa y profesional a la pared que es lo más seguro para cubrir este tipo de necesidad.

Las subidas de tensión y algunos otros problemas de electricidad ocurren de forma esporádica en las viviendas, pero es mejor contar con el Seguro de Hogar MAPFRE y su cobertura específica para esta eventualidad y así afrontar la situación, minimizando consecuencias y gastos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios