Las claves de la seguridad infantil en el hogar

Publicado por CanalHOGAR, 09 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Las claves de la seguridad infantil en el hogar

La seguridad en un hogar con niños no es ya esencial ni primordial, es una obligación. Las claves de la seguridad infantil en el hogar no son difíciles de adoptar, pero es importante observarlas con detalles y de manera integral en toda la casa.

Para que no tengas dudas sobre la aplicación de las claves de seguridad infantil en el hogar, una forma práctica y sencilla de revisar el grado de la misma es ir observando de forma pormenorizada los focos habituales de peligro que suelen tener cada una de las estancias diferenciadas del hogar.


- Dormitorios

En principio, son espacios bastante seguros, con mucha facilidad y potencialmente de las estancias más seguras de toda vivienda para un niño, especialmente su habitación. No obstante, no está de más que revises los puntos clave: enchufes o tomas de luz a su alcance, puertas de armarios o ventanas, esquinas o salientes peligrosos y barrera para la cama. Es interesante preocuparse también por los textiles que forman parte de las habitaciones, aunque no es habitual hay materiales que pueden ser nocivos y poco seguros para los más pequeños.


- Cocina

Justo en el otro extremo en cuanto a grado de seguridad de los dormitorios, se encuentran las cocinas. Es de las estancias de la casa donde más accidentes domésticos se producen y un hervidero de peligros para los más pequeños. Lo más recomendado por los expertos en seguridad infantil es que los niños no entren bajo ningún concepto en la cocina y mucho menos sin supervisión de un adulto. No obstante, como es una opción poco realista, lo mejor es que insistas en las claves de seguridad para este espacio: protectores en las esquinas, todos los productos de limpieza fuera del alcance de los pequeños, y cierres con sistemas de seguridad infantil en los armarios y cajones que queden a su altura.

- Baño

El cuarto de baño es un lugar en el que la seguridad de los mayores, pero también de los más pequeños, está especialmente comprometida. Golpes, caídas y contusiones son habituales, ya que el baño reúne condiciones como la humedad, superficies resbaladizas o agua, entre otras, que son foco de accidentes y con un alto porcentaje de riesgo y en muchas ocasiones, en espacios realmente pequeños. Para los más pequeños es prioritario que siempre estén acompañados en el baño especialmente y según la edad, sobre todo, si van a tomar un baño o ducha. Utiliza antideslizantes dentro de la bañera o plato de ducha, e incluso algún asidero. Igualmente, si en el cuarto de baño guardas productos de limpieza y/o el botiquín, debes ponerlo bajo llave o fuera del alcance de los más pequeños.

- Salón

En los salones actuales los peligros más habituales suelen venir por cables, tomas de luz, conexiones… todos estos elementos son especialmente llamativos para los niños y particularmente peligrosos, tanto porque puedan caerse, como tirar de cables y echarse objetos encima… Las posibilidades son muchas. Otro foco importante de inseguridad en un salón pueden ser los muebles u objetos de decoración de cristal o porcelana, así como las esquinas. Vigila también balcones, salidas a terrazas y ventanas que en el salón pueden ser especialmente amplias y peligrosas.

 

Patios, balcones, jardines, terrazas, buhardillas, sótanos… son también espacios a revisar en seguridad especialmente cuando en la casa habitan niños. No obstante, la mejor solución para muchos de estos espacios, y siempre que no sean de uso cotidiano, es cerrarlos para que los más pequeños no puedan entrar. Por supuesto, las casas con escalones o escaleras internas deben hacer uso de las barreras y barandillas oportunas y aptas para cada caso.

 

Las claves de la seguridad infantil en el hogar pasan siempre por hacer un inventario profundo de las condiciones de tu hogar, su mobiliario y elementos tanto decorativos como funcionales. No es necesario ni recomendable que te obsesiones con la seguridad de los más pequeños, pero es importante no bajar nunca la guardia ni confiarse. La respuesta profesional y rápida del Seguro de Hogar MAPFRE en un hogar con niños, es aún más valorable y práctica para que las consecuencias de los imprevistos cotidianos sean subsanadas a la mayor brevedad y no se conviertan en un problema o foco de peligro para tus pequeños.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios