Medidas de seguridad en casa si tienes niños

Publicado por canalHOGAR, 19 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Medidas de seguridad en casa si tienes niños

Nunca habías pensado en la cantidad de riesgos que encierra tu hogar hasta que llegan a él bebés y niños; las medidas de seguridad en casa, si tienes niños, son esenciales para garantizar la integridad de los más pequeños y tu tranquilidad.

No hay excusas y tú mismo agradecerás haber tomado todas las precauciones posibles para que tu hogar sea un espacio seguro y confortable para todos sus habitantes, incluidos los más pequeños. Las medidas de seguridad en casa, si tienes niños, no son cuestión de gustos ni preferencias, ni dependen de cómo sea el niño, niños o bebés; son una obligación que te alegrarás de tener, tarde o temprano.

Lo primero que se recomienda hacer para transformar tu hogar en un espacio seguro para niños, es valorar tu casa. Una pequeña auditoria de seguridad infantil es el mejor comienzo para luego buscar soluciones de seguridad para cubrir los huecos o zonas inseguras que presenta cada hogar. Se trata de un ejercicio personal, pero es importante que tengas en cuenta algunas zonas y detalles que son habitualmente puntos negros para la seguridad infantil en todos los hogares.

   • Ventanas

Un foco habitual de peligro para los niños hasta edades bastante avanzadas y desde los primeros meses prácticamente. No te conformes con el no alcanza, no subestimes las agilidad mental de los más pequeños. Las rejas, los cerramientos de seguridad y los pestillos interiores de bloqueo son las mejores soluciones según el tipo de ventana que tengas que asegurar. Ten en cuenta también el peligro de que los niños rompan un cristal o se den contra alguna esquina, si la ventana está abierta, por ejemplo; mejor siempre prevenir.

   • Escaleras

Las escaleras de una casa con niños deben tener la barrera infantil que mejor se adapte al hueco, a la edad y a las necesidades de tu casa, pero debe existir siempre. No busques excusas y pon soluciones, y no retrases mucho el instalar la barrera; hasta gateando, un bebé puede caer de la forma peor por una escalera con graves consecuencias. Además, valora también poner barandilla o pasamanos siempre y a ambos lados de la escalera, será útil para ti y para ellos, durante mucho tiempo. Evita, por su puesto, escaleras de caracol o circulares, así como las de metal o de materiales resbaladizos.

   • Enchufes, cables y demás tomas que puedas tener a la vista y al alcance

Este es también un punto habitual que la mayor parte de los padres suelen tener en cuenta, aunque a veces no en su totalidad. Merece la  pena revisar la casa con ojos de niño en busca de peligros: tomas de luz, enchufes… es mejor bloquearlos con los protectores que encontrarás en el mercado que arriesgarse. No te fíes tampoco si el enchufe está oculto o semi oculto. Ojo también con los cables que se extienden metros y metros, mejor que busques alternativas o veas la forma de sujetarlos sobre el rodapié con grapas o por el techo, nunca por el suelo.

   • Productos tóxicos y nocivos

Pero también líquidos y otros productos susceptibles de ocasionar importantes problemas de salud en los más pequeños.

Pocas personas olvidan guardar, por ejemplo, medicamentos o productos de limpieza; sin embargo, ¿has pensado en tu gel o en la pastilla de jabón del baño?, ¿qué hay del aceite o el vinagre en la cocina? Sobre todo en los primeros años de vida de los más pequeños, pero también cuando ya andan, entienden y exploran por su cuenta, hay muchos productos de uso cotidiano que por su color, olor, textura y presentación resultan muy llamativos para los niños. Muchos de ellos no son ni tóxicos ni nocivos, pero en su mayoría no pueden ingerirse y pueden ocasionar serios trastornos de salud, aún más en los niños.

La lista de objetos y espacios que en un hogar pueden pasan de ser fuente de comodidad y practicidad, para convertirse en peligrosos, cuando un niño o varios habitan en una casa, es bastante amplia. No obstante, tampoco es útil agobiarse con las medidas de seguridad en casa si tienes niños, lo mejor es ser muy observador, resolutivo, buscar información y aceptar consejos de otros padres y expertos que antes que tú, ya han pasado por la adaptación de su casa al modo niños seguros.

La recomendación general recuerda evitar siempre que los niños se queden solos y sin vigilancia de una adulto, y en el caso de los más mayores, explicarles sin excepción e incidiendo en las consecuencias reales, normas de seguridad cotidiana. Una casa segura se disfruta en familia siempre desde el realismo de saber que los accidentes pueden presentarse, pero que el Seguro de Hogar MAPFRE siempre ofrece los servicios, asistencias y coberturas necesarias, minimizando al máximo o eliminando, en muchos casos, las consecuencias.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios