Consejos para hacer tu ducha más segura

Publicado por Patricia Arroyo, 22 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

La mejor ducha para tu seguridad

A veces no somos conscientes del peligro que puede tener una ducha, sobre todo para niños y personas mayores o que tienen un problema de movilidad. Por esta razón, queremos daros algunos consejos que os ayudarán a hacer de vuestra ducha un lugar más seguro.

LO QUE DEBES SABER...
  • Plato alicatado: al estar a ras del suelo facilita la entrada y salida de la ducha. Muy recomendable para personas mayores y con problemas de movilidad. 
  • Plato antideslizante: es recomendable para evitar caídas y resbalones. Se puede elegir el material que queramos según la decoración del baño.
  • Agarradores: nos ayudarán a mantenernos estables en la ducha en el caso de que notemos un desequilibrio. 

En las duchas se producen accidentes porque nos apoyamos mal o porque nos resbalamos por culpa del agua. Así que, para evitar cualquiera de estos problemas domésticos será necesario seguir algunas medidas preventivas. ¡Vamos a ver cuáles son!

 

Cómo evitar accidentes en una ducha

En primer lugar, es recomendable que el plato de ducha sea alicatado. Este tipo de platos, al estar a ras del suelo, facilitan nuestra entrada y salida de la ducha. Son muy recomendables para personas mayores que tienen dificultad para levantar las piernas y personas con problemas de movilidad.

También son muy aconsejables los platos de ducha antideslizantes. Ya no hará falta la típica alfombrilla para bañeras que se utilizaba para no resbalar. Ahora, con estos platos de ducha, el riesgo de resbalones o caídas se reduce notablemente. Estos pueden ser de diferentes materiales, así que podemos elegir el que más combine con la decoración de nuestro baño.

Otras opciones para la seguridad de una ducha

Un elemento de seguridad que seguramente hemos visto en muchos hoteles son los agarradores. Este sistema puede ayudarnos en un momento dado a evitar un desequilibrio. Sin embargo, es recomendable que este tipo de seguridad venga combinada con alguna de las ya mencionadas anteriormente. 

Otra alternativa son los asientos de obra. En el caso de que contemos con gran espacio en la ducha, lo mejor es instalar un asiento en uno de los lados, pues será muy cómodo para personas mayores o personas con problemas de movilidad. 

Por último, es aconsejable que aunque sigamos estas medidas de seguridad también tengamos siempre cuidado al salir de la ducha. Además, evitaremos usar el agua muy caliente si solemos tener la tensión baja, así no sufriremos mareos o caídas en el baño.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios