Adaptar la casa para que sea segura para niños pequeños

Publicado por Virginia González, 02 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Casa segura para los niños

Con los más pequeños hay que tener un cuidado especial en casa y quitarles todos los peligros posibles que les hagan sufrir accidentes

LO QUE DEBES SABER...
  • Cuna: debe tener los barrotes estrechos y el colchón ajustado a la cuna.
  • Rejas: cerrar todas las ventanas y poner rejas y vallas en escaleras y balcones para que los niños no puedan tener acceso.
  • Protectores de enchufes:  es necesario que todos los enchufes de la casa tengan uno, así el niño no podrá meter los dedos.
  • Productos de limpieza y medicamentos: siempre alejados y en lugares altos donde los pequeños no puedan llegar.

 

No podéis estar 24 horas del día pendientes de vuestro hijo, por lo que los accidentes caseros son inevitables. Pero siempre hay alguna manera de reducir la probabilidad de que los más pequeños (especialmente los bebés) sufran accidentes.

 

Dormitorio seguro para los niños

Escoged una cuna de calidad (ya que es el sitio donde más tiempo pasarán sin vuestra vigilancia). Mirad que el espacio entre el colchón y la madera esté bien ajustado para evitar que pueda meter la mano, y que las barras no estén demasiado separadas para que no pueda intentar meterse entre ellas.

Así mismo, en los barrotes de la cuna colocad fundas de plástico. Cuando comiencen a salirle los dientes, tu hijo intentará morder todo lo que encuentre. Es importante ponerles estos protectores para que no se dañen la mandíbula.

Procurad que los barrotes sean más o menos altos para evitar que pueda salir de la cuna y no coloquéis peluches muy grandes dentro. Los niños son grandes exploradores, por ello pueden usarlos para trepar.

Poned la cuna al lado de una cama o poned alrededor de ella una alfombra. De esta forma si cae, no caerá sobre suelo duro.

Seguridad en el resto de la casa

Para el resto de la casa, como cocina, salón y baño, lo principal es que adquiráis un parque de juegos para que no se pueda mover mientras vosotros estáis en otros quehaceres (esto no significa que dejéis al pequeño totalmente solo). Este deberá ser lo suficientemente amplio para que el niño no esté incómodo y lo suficientemente alto para que no pueda salir.

Mantened todos aquellos productos peligrosos bajo llave y en sitios altos, especialmente los productos de limpieza y los medicamentos para evitar que accedan a ellos.

Cuando estéis usando estos productos, limpiando la casa o planchando, mantened a los niños alejados de ellos, ya que mientras colocáis la ropa o tenéis cualquier distracción pueden sufrir un accidente.

Si tenéis escaleras ponedles unas rejas altas para que no pueda acceder por abajo o por arriba de ellas.

Cuando vayáis a bañar al niño procurad usar agua templada, nunca caliente o se podrán quemar. Llenadla menos de la mitad para que le cubra como mucho hasta la tripa. Dejad juguetes alrededor para que se distraiga mientras le bañáis. 

Tened también las plantas alejadas, así como los comederos de los animales, para evitar que el niño pueda decidir probarlos.

Instalar rejas en los balcones y no tengáis abiertas ventanas en lugares donde los niños puedan trepar. Si queréis tenerlas abiertas cerrad las puertas o instalad mosquiteras resistentes.

Por último colocad también protectores de enchufes para que no puedan meter los dedos y cantoneras en las esquinas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios