Instalar una alarma en el hogar

Publicado por canalHOGAR, 28 Sep 2016

Pon una alarma antirobo

Bien sea por vacaciones, bien porque queremos reforzar la seguridad en nuestro hogar, instalar una alarma puede ser una solución para sentirnos más tranquilos y seguros en casa. ¿Te atreves a realizar tú mismo la instalación?

Si te vas de vacaciones, una de las mejores opciones para velar por la seguridad del hogar es poner una alarma. Las hay de muy diferentes tipos y precios. ¿Quieres saber más?

Sólo con empresas homologadas

Para garantizarte el mejor resultado y una óptima instalación, lo más recomendable es realizarla con una empresa homologada y de cierta confianza. Para ello, comprueba que la empresa de seguridad está inscrita en el Registro de Empresas de la Dirección General de la Policía.

Una vez tomada la decisión, es la hora de elegir el sistema antirrobo que más te convenza.

Tipos de alarmas

Los sistemas antirrobo son cada vez más habituales en los hogares, sobre todo si tienes un chalé donde cualquiera puede saltar y adentrarse en el hogar. Por esta razón han proliferado y cada vez son más los que deciden colocar este tipo de alarmas contra la intrusión de ladrones. Estos sistemas están conectados a una empresa de seguridad y, en caso de robo, se emite una señal que reciben en la centralita para avisar a la policía.

Esta modalidad está especialmente recomendada para aquellas personas que suelen ausentarse con frecuencia de su vivienda, ya que, por desgracia, los amigos de los ajeno suelen estudiar los hogares vacíos, comprobando si existe algún tipo de alarma de seguridad.

Algunos tipos de alarmas que podemos encontrar en el mercado son los siguientes:

- Un sistema de sonido: este tipo de alarma no está conectada con ninguna centralita, es decir, que sólo acudirá la policía en el caso de que alguno de vuestros vecinos alerte de la situación. Esta alarma es sólo conveniente para pisos donde sabéis con seguridad que alguien la oirá, pues se activa cuando detecta algún intruso en la vivienda y emite un sonido lo suficientemente alto como para que cualquier persona lo oiga.

- Sistema de detección: este es el más común y el que está verdaderamente enlazado con el centro de seguridad. Los hay de los más sencillos a los más sofisticados.

- Sensores de puertas y ventanas: este tipo de sistema detecta cuando una puerta o ventana se mueve, es decir, se activará siempre que un ladrón intente acceder a la casa, pues detecta un cambio en estos elementos de la casa.

- Sensores de sonido: detectan cualquier tipo de sonido extraño que provenga de la casa.

- Sensores de movimiento: algo más sofisticados que el anterior. Como su propio nombre indica, se activan cuando detectan que en la sala hay algún tipo de movimiento visual o sonoro. Sobra decir que evitéis el sensor de movimiento y el de sonido en el caso de tener animales.

- Sensores de infrarrojos: este es el sistema más sofisticado y el más usado en películas. La alarma se activa siempre que se detecta un cambio de temperatura en el ambiente.

Para elegir bien el tipo de seguridad que necesitas, es importante que te decidas por el sistema que mejor se adapta a tus necesidades, al igual que ocurre con los Seguros de Hogar MAPFRE, con coberturas y protecciones que puedes ajustar a tu medida y con garantías tan completas que te cubren incluso en caso de robo. Porque las prevenciones siempre son pocas cuando se trata de tu seguridad en el hogar.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios