///Trucos para mantener tu casa en orden

Trucos para mantener tu casa en orden

6 minutos | Para tener tu casa en orden no necesitas llevar a cabo grandes proyectos. Basta con seguir estos sencillos consejos y adaptarlos a tu estilo de vida.

Tener poco tiempo ya no es excusa para no tener tu casa en orden. ¿La clave? No dejarlo todo para el último momento ni caer en el error de creer que una limpieza anual será la solución a todos nuestros problemas.

Para tener la casa en orden hay que hacerlo a diario, facilitando las cosas todo lo posible para que la tarea no nos suponga mucho esfuerzo. Estos trucos que te proponemos te ayudarán a optimizar los esfuerzos y a encontrar la rutina que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Trucos para tener tu casa en orden

 

Antes de ponerte manos a la obra, reflexiona sobre las causas que han propiciado que tu casa esté desordenada e identifica los puntos calientes en los que las cosas tienden a acumularse: la encimera de la cocina, la entrada, una habitación en concreto… Analiza tus hábitos y rutinas y estudia cómo hacer para que tu casa esté en orden durante más tiempo.

Recuerda que todos los miembros deben contribuir. Si a los niños les pones perchas a su altura, podrán colgar ellos mismos su abrigo o su mochila al volver del cole. Unas cajas a mano también se lo pondrán fácil a la hora de recoger sus juguetes. Si te interesa este tema, aquí encontrarás tres formas infalibles para mantener el orden en la habitación de los más pequeños de la casa.

Proponte realizar pequeñas tareas de orden, como colgar la ropa o clasificar el correo, durante 21 días seguidos. Al principio te resultará costoso, pero poco a poco generarás costumbre hasta que consigas hacerlo sin apenas esfuerzo porque lo habrás automatizado a tus rutinas.

Deshecha lo que no necesites

  • El primer paso para tener tu casa en orden es tirar todo aquello que no necesites. Aprovecha el cambio de armario o el inicio de cada estación para cumplir una regla básica: “si algo entra, algo sale”.
  • ¿De verdad necesitas tantas bolsas? Deshazte de ellas sin remordimientos, ya que son un foco de desorden y restan espacio. Quédate solo con las que necesites de verdad.
  • Olvídate de los “por si acaso”. No te engañes, ese día en el que usarás ese objeto que guardas con tanto esmero no llegará nunca. Mejor dona o descarta aquello que no uses.
  • La garantía de los electrodomésticos es válida con el ticket de compra. No hace falta que guardes las cajas del exprimidor, la tostadora y la plancha por si algún día dejan de funcionar.
  • ¿Cuánta ropa necesitas para “andar por casa”? Lo viejo, roto o gastado, mejor a la basura.
  • Antes de adquirir algo nuevo, visualiza qué espacio va a ocupar en la casa. Si no encuentras un lugar en el que encaje, mejor no lo compres.

Reserva unos minutos al día para ordenar

  • Antes de irte a dormir, dedica los últimos cinco minutos a ordenar para facilitarte las cosas al día siguiente. Deja el salón recogido y los cojines colocados y prepara la mesa para el desayuno
  • Prepara la ropa la noche anterior. Así, evitarás dejar los cajones revueltos y miles de prendas encima de la cama por las prisas de la mañana. Deja también organizadas las cosas que necesites llevar al trabajo o la mochila de los niños.
  • Por las mañanas, antes de irte de casa, dedica otros cinco minutos a despejar mesas, recoger ropa y tirar la basura. Cuando regreses, encontrarás tu casa en orden, lo que te animará a mantenerla así.
  • Si el desorden es abrumador, no quieras abarcarlo todo de una vez. Divide cada gran proyecto en tareas más sencillas con metas más fáciles de conseguir. Ve poco a poco, habitación por habitación o armario por armario.

No acumules, ordena

No acumules y ordena

  • Si encuentras algo fuera de su sitio, llévalo inmediatamente a su lugar. No lo dejes para más adelante, ya que las posibilidades de que después no lo hagas son enormes.
  • Revisa y ordena diariamente la correspondencia de tu buzón. Para evitar apilar las cartas a la espera de que las revisemos algún día, lo mejor es colocar una papelera en el recibidor. Así podrás hacer la primera criba y tirar el correo comercial. El resto, archívalo en la carpeta correspondiente.
  • Si no tienes tiempo de ordenar las cosas al momento, reserva un lugar en cada habitación para dejar de forma temporal esas cosas que esperan ser ordenadas y fija un día a la semana para ponerlo todo en su sitio.

Busca tu propio método

  • El método KonMari – o el de la última gurú del orden – no tiene por qué ser el que mejor se adapte a tu estilo de vida o a tus gustos. Como ocurre con las dietas, los sistemas para tener tu casa en orden son personales, y lo que a uno le funciona a otro no. Quédate con los consejos que sepas que vas a poder aplicar en tu casa y olvídate del resto.

Los armarios, a raya

Perchero con varias prendas de ropa de tonos grises

  • Mantener el orden de los armarios nos facilitará la tarea de organizar la ropa y los zapatos diariamente.
  • Las perchas deben ser todas iguales, de esta forma se verá más limpio y ordenado. También debes elegirlas del tamaño adecuado (para niños o adultos) y colocarlas siempre con el gacho hacia dentro para que resulte más cómodo descolgar o colgar la ropa.
  • Clasifica la ropa por colores, de la más clara a la más oscura. Esto sirve también para zapatos, libros, juguetes, etc.
  • Guarda la ropa doblada en vertical de forma que se mantenga de pie para generar espacio y hacer que el encontrar determinadas prendas resulte más fácil.
  • Usa cajas de metacrilato para organizar los cosméticos, colgadores de pañuelos, y separadores de cajones para calcetines y ropa interior.

Guarda correctamente la ropa de cama

  • Para una cama solo se necesitan dos juegos de sábanas, y un tercero por si los otros dos no están limpios o ha surgido algún imprevisto. Por eso, quédate con tres juegos por cama y descarta el resto.
  • Antes de almacenar las colchas y edredones hasta el próximo invierno, llévalos a la tintorería y guárdalos en una bolsa al vacío para que no ocupen demasiado espacio.
  • ¿No encuentras el juego al que corresponde una bajera o las fundas de almohada desaparecen sin saber dónde? Cuando dobles un juego, mételo todo en su propia funda de almohada. Así será más fácil organizarlas y serán más accesibles.

La comida también tiene su orden

  • Divide la nevera por categorías: la verdura con la verdura, los lácteos con los lácteos…
  • Al volver de la compra no pierdas mi un minuto y guarda cada cosa en su sitio. Empaqueta la comida que vayas a congelar, guarda los cartones de leche en su lugar, o lleva los productos de limpieza a su armario.
  • Elimina los envases innecesarios y deja los productos listos para coger sin perder el tiempo. Además, así reducirás el exceso de información visual, lo que te inspirará al orden.
  • Busca un rincón para el desayuno para no tener que ir de un lado a otro de la cocina cada mañana.
  • Planifica los menús de cada semana para comprar lo estrictamente necesario y organizarte mejor.

Guárdalo donde lo uses

  • Hay que elegir el lugar adecuado para cada cosa. La clave para acertar está en guardar cada objeto allí donde lo usemos. Si los niños juegan en el salón, lo mejor será tener allí un baúl donde puedan almacenar sus juguetes.
  • Sé práctico. En los percheros no acumules montañas de abrigos o bolsos. Deja solo las prendas de uso frecuente.
  • Organiza tus documentos, pasaportes, tarjetas sanitarias, etc., siempre en el mismo sitio.

Ser ordenado y parecerlo

  • Como la mujer del César, la casa no solo debe estar ordenada, sino parecerlo. Los armarios sin puerta pueden quedar espectaculares en las revistas de decoración, pero en la vida real son poco prácticos. Las estanterías con muchos objetos diferentes, las camas sin hacer… son gestos que contribuyen a dar sensación de caos aunque esté todo ordenado.
  • Las superficies horizontales son las que tienen mayor impacto visual e cuanto al orden. Por eso, no olvides despejar mesas, encimeras y suelo para dar esa sensación de casa bien organizada.

Si quieres que tu casa sea un lugar de descanso y tranquilidad, apuesta por pequeños gestos cada día para mantener el orden en tu vivienda sin mucho esfuerzo. Además, con el Seguro de Hogar MAPFRE disfrutarás de las coberturas más completas del mercado y los mejores profesionales.

2020-05-21T15:59:18+00:0025 febrero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.