///Habitaciones infantiles: 3 formas de ordenarlas

Habitaciones infantiles: 3 formas de ordenarlas

5 minutos | Las habitaciones infantiles pueden convertirse en auténticas leoneras si no ponemos remedio. Te proponemos 3 soluciones para que estén organizadas y, lo que es más importante, mantener el orden.

Las habitaciones infantiles que vemos en las revistas o en las redes sociales son idílicas: camas perfectamente hechas, adornos que permanecen ajenos a la barbarie infantil, libros escrupulosamente clasificados, juguetes estratégicamente colocados…

Pero si tomamos una instantánea de los cuartos de nuestros vástagos la realidad es bien distinta: libros entre camiones de juguete, un baúl que acoge todo tipo de cachivaches, ropa debajo de la cama, lápices de colores por toda la casa, muñecas despeinadas y sin vestido en diferentes partes la habitación. Y eso sin contar las piezas minúsculas que traen muchos juegos que parecen ser atraídas por un agujero negro.

Pero este desorden no es por dejadez. Si ponemos todo en su sitio, a los pocos minutos vuelve a ser todo un caos. ¿Qué está pasando?

Habitaciones infantiles: el reto de mantener el orden

Niña sonriente tumbada en el suelo

La primera clave para organizar habitaciones infantiles es ponerlo todo al alcance del niño. Que sea él quien lo pueda guardar, y que –aunque no sepa leer-, sea capaz de colocar cada cosa donde corresponde. Un niño, por pequeño que sea, que asume que la responsabilidad de su habitación es solo suya tratará de tenerla en buenas condiciones para ahorrarse un trabajo después.

En este punto, la constancia de los padres es clave. Y la paciencia. Por muy mal que veamos su habitación, es él quien debe ordenarla, y no nosotros. Cuando la haya ordenado, podrá seguir jugando, podrá ir a comer, o lo que toque en cada momento.

Pero no hay que perder de vista que son niños. Aun así, si hace su cama, por muy arrugada que quede, así debe quedarse. Ir detrás de él mejorando su trabajo solo hará que pierda seguridad y desista.

Pero, ¿es posible que un niño sea capaz de ordenar su cuarto? Sí, pero para ello tenemos que facilitarle las cosas. Los siguientes trucos para organizar habitaciones infantiles pueden serte de gran ayuda.

Habitaciones infantiles sin excesos

Que los niños tengan juguetes no es nada malo: les estimulan, les ayudan a conocer el mundo, a ampliar su imaginación y aprender cosas nuevas. El problema viene cuando tienen demasiado, ya que pone límites a su imaginación, les acostumbra a que la única manera de divertirse es haciéndolo con sus juguetes, y – lo que nos interesa en este caso – les cuesta más mantenerlos en orden.

Por eso, antes de organizar su habitación, debemos seleccionar aquellos juguetes que se quedarán y los que podemos donar o tirar si están en muy mal estado. Si el niño es lo suficientemente mayor, puede encargarse él de esta tarea.

Con los juguetes que queden, haremos dos grupos: aquellos que usa mucho ahora y los que usa menos. Los del segundo tipo los guardaremos en el trastero y los sacaremos más adelante.

Soluciones para organizar habitaciones infantiles

Estante de pared con libros, peluches y globo

Con la habitación libre de excesos, podemos empezar a organizarla. Como queremos que sean los niños los que se encarguen del orden, debemos colocar todos los recipientes a su altura para que sean accesibles a ellos, e ir amoldando la habitación según vayan creciendo.

RECIPIENTES

  • Bolsillero organizador. Las piezas pequeñas, las muñecas, los cochecitos, los lápices de colores y el material de escritorio pueden guardarse en este tipo de organizadores. Mejor elegirlos con bolsillos transparentes para ver lo que hay en su interior. Se pueden colocar colgados en las puertas, de la pared, en el armario, etc.
  • Contenedores de plástico con tapa y ruedas para los objetos y juguetes medianos. Existe la opción de comprarlos encajables para apilarlos unos encima de otros, o de cierto tamaño para guardarlos debajo de la cama. Estos últimos son muy útiles también para tener organizados todos sus zapatos o los disfraces. Cada contenedor debe albergar objetos con la misma finalidad, por ejemplo: coches, libros y revistas, muñecas… Y les pondremos una etiqueta identificativa. Si el niño aún no sabe leer, en lugar de escribir el contenido de cada caja, podemos incluir dibujos explicativos.
  • Cajones de madera con ruedas. Su uso es similar al anterior, pero en este caso podemos pintar un frontal con pintura de pizarra y escribir con tiza su contenido.

EN LA PARED

  • Especiero. Si el niño tiene pocos libros, un especiero colgado de la pared puede ser más que suficiente para guardarlos. Podemos situarlo al lado de la cama junto a una lamparita para que pueda hojearlos antes de dormir.
  • Cestas en la pared. Basta una cesta de plástico o mimbre, e incluso bolsas de tela, para colocar una de sus asas de la pared con un clavo. Después, en la parte que quede a la vista, ponemos un cartel identificativo. Esta solución es perfecta para guardar peluches u objetos más voluminosos.
  • Barras magnéticas. Las mismas que se usan para poner los cuchillos en la cocina se pueden instalar en la pared del cuarto para colocar coches o cualquier objeto metálico. También puedes poner latas y guardar dentro de ellas sus lápices y colores.

RECICLAJE

  • Rollos de papel higiénico. Muchos de los objetos desechables pueden servirnos para organizar habitaciones infantiles. Por ejemplo, dentro de una caja colocada en vertical podemos colocar botes de conservas, rollos de papel higiénico o tubos de PVC, unos encima de otros, para guardar dentro de cada uno un cochecito de juguete. Así, no solo estarán todos a la vista y clasificados, además el momento de guardarlos seguirá siendo como un juego para el niño.
  • Cajas de fruta. Píntalas de un color que te guste y cuélgalas en la pared con la base pegada a ella. Pueden servir como estanterías para libros o para guardar objetos pequeños dentro de botes de plástico.
  • Rama de un árbol. Si la niña tiene collares y pulseras este DIY le vendrá fenomenal para tenerlos organizados. Lija una pequeña rama de árbol y aplica un producto tratante para madera. Después, píntala de blanco o del color que prefieras. Ata dos cuerdas, una a cada extremo, para colgarla en horizontal de la pared. Ahí podrá poner sus collares a la vista.

Como ves, todas las soluciones que proponemos son fáciles de hacer y aportan una forma muy intuitiva de ordenar habitaciones infantiles. Además, si necesitas ayuda a la hora de instalar estanterías o montar muebles, tu Seguro de Hogar MAPFRE y su servicio de Bricolaje del Hogar te proporcionan la mano de obra necesaria para un amplio abanico de trabajos.

2020-08-26T10:47:16+02:009 octubre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.