Cómo limpiar el horno muy sucio paso a paso

Publicado por canalHOGAR, 11 Ago 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

limpieza de horno

No eres de los afortunados que tiene un horno con función de autolimpieza, pero no todo está perdido si sabes cómo limpiar el horno muy sucio. Puedes hacerlo en poco tiempo y con la máxima eficiencia con este paso a paso.

Si eres de las personas que te encanta asar tus recetas favoritas, un horno muy sucio en tu casa de veraneo o en tu nuevo hogar de alquiler puede ser un problema muy grave. Pero hay buenas noticias para ti, puedes aprender en unos minutos como limpiar un horno muy sucio y dejarlo perfecto para preparar tus mejores recetas.

¿Cómo limpiar el horno muy sucio?

La limpieza del horno no es solo una cuestión de gustos o estética, es una prioridad de salud. Un interior lleno de grasa y restos de comida es un foco de bacterias y microorganismos muy peligroso para tus comidas. 

La cocina prepara en un horno sucio o en mal estado puede desencadenar importantes problemas de salud, gracias al Seguro de MAPFRE Salud tendrás siempre a tu servicio atención sanitaria y urgente de acuerdo con las coberturas contratadas, pero es mejor que seas precavido y limpies el horno.

Lo más sencillo puede ser comprar un producto específico para el desengrasado de hornos y seguir las instrucciones del fabricante. Pero puede que no tengas esta posibilidad o prefieras los remedios caseros que van a ser perfectos para esta limpieza y es mucho más fácil que cuentes con ellos en cualquier momento o puedas comprarlos.

Lo primero que tienes que hacer es elaborar tu antigrasas natural para hornos con el principio natural que tengas a mano o prefieras. Hay tres opciones esenciales: limón, vinagre o bicarbonato de sodio.

Limón

El jugo de limón tiene propiedades antisépticas y antibacterianas que son justo lo que necesitas para limpiar un horno. Como plus, vas a conseguir un agradable olor a este cítrico que enfatizará la sensación de limpio en toda tu cocina. Corta dos limones a la mitad y exprime todo el zumo, ponlo en un recipiente apto para calentar en el horno.

Vinagre

El vinagre de manzana es perfecto también para disolver grasa y eliminar bacterias peligrosas. Prepara en una pistola pulverizadora una buena cantidad de vinagre y añade una cucharada de bicarbonato si quieres que el producto sea aún más efectivo. Mezcla agitando con energía  y listo para pulverizar el interior del horno.

Bicarbonato de sodio

Para paredes de horno muy, muy sucias y cubiertas de grasa; nada mejor que la pasta de bicarbonato de sodio. Es muy sencilla de preparar. Llena con bicarbonato media taza de café y añade una cucharadita de agua. Mezcla a conciencia hasta que consigas una pasta de textura densa y gruesa para aplicar sobre todo el interior del horno.

Pasos restantes: limpieza completa

Con tu antigrasas casero listo solo resta que te pongas manos a la obra con la limpieza del interior de tu horno, recuerda que dependiendo del grado de suciedad y el tipo de horno puede ser necesario repetir la limpieza hasta obtener el grado deseado para poder cocinar con seguridad.

Aplicar el producto

En el caso de que hayas preparado el limpiador en pulverizador tendrás que aplicarlo por todo el interior del horno con generosidad y persistencia, insiste especialmente sobre las zonas más engrasadas.

Si tienes el zumo de limón en una cazuela, solo necesitas ponerlo dentro del horno sobre la base, rejilla o bandeja. La pasta se bicarbonato, por su parte, tienes que aplicarla con un trapo suave o esponja sobre las paredes del horno. Pon una capa gruesa de pasta.

Calentamiento

Todos los remedios caseros –y también muchos de los productos químicos específicos que puedes comprar- precisan de un calentamiento del horno para favorecer que la suciedad y grasa acumulada se reblandezca y puedas quitarla con facilidad.

En el caso del limón, deja el horno a unos 250 grados durante media hora con el recipiente del jugo dentro. Para el vinagre puede ser suficiente con unos 10 minutos y a una temperatura que ronde los 120 grados. Si has optado por la pasta, tendrás que dejarla actuar durante al menos dos horas aunque en este caso no es necesario dejar el horno puesto ni caliente.

Retirar

Pasados los tiempos previstos y siempre dejando enfriar totalmente el horno, puedes pasar a eliminar tanto los restos de limpiador como los de grasa y suciedad que se hayan desprendido con la fórmula.

Para limpiar el interior del horno prepara bastantes paños suaves y limpios que no dejen residuos al usarse, las bayetas de cocina son ideales, pero también puedes usar tejidos de algodón que recicles por ejemplo de tus camisetas viejas.

Aclarado y abrillantado

Según el grado de suciedad de tu horno, el paso anterior puede llevarte bastante tiempo y esfuerzo, pero verás cómo poco a poco y a medida que vayas retirando suciedad y residuos, el horno mejorará en aspecto.

Cuando ya hayas retirado toda la suciedad, es recomendable y necesario que hagas una nueva limpieza mucho más ligera solo con agua y/o con un poco de lavavajillas para lavado manual. Este segundo enjabonado debe ser ligero y tienes que aclarar por completo los restos con trapos o bayetas húmedas. Finalmente seca con papel de cocina o similar y verás como el horno vuelve a relucir o al menos, muestra un aspecto mucho más agradable para cocinar.

Este paso a paso con cualquiera de estos productos caseros es muy eficiente en la mayor parte de los casos, incluso puedes combinar y hacer dos limpiezas en casos de máxima suciedad. Por ejemplo, usa primero pasta de bicarbonato para las paredes y luego limón para completar con una segunda limpieza y llegar a los rincones más difíciles. No obstante, hay casos imposibles que podrás mejorar, pero no dejar en perfecto estado nunca.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios