Recetas caseras para perfumar tu casa

Publicado por canalHOGAR, 31 Jul 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tarros de cristal con flores secas e incienso

Para conseguir un aire renovado y perfumar la casa no hace falta recurrir a productos elaborados con componentes químicos. Existen centenares de recetas para que elabores tu propio ambientador a partir de ingredientes naturales.

Perfumar la casa y eliminar los malos olores no tiene porqué ser costoso. Solo tenemos que aprovechar los ingredientes que la naturaleza nos brinda generosamente para conseguir neutralizar el olor dejado por el tabaco, la humedad, o cualquier otra causa. Con estos sencillos trucos, nuestra casa desprenderá un aroma fresco y agradable que invitará a la relajación y el bienestar.

Aire fresco en cada estancia


Según la zona de la casa que se quiera aromatizar, la forma de hacerlo puede variar para que el resultado sea más preciso.

Por ejemplo, para el dormitorio se puede aprovechar la ropa de cama para que ésta desprenda un aire fresco y limpio contagiando todo el ambiente. Para ello, impregna una toalla húmeda con varias gotas de aceite esencial de romero e introdúcela en la secadora junto con las sábanas. Así, todas las prendas se apropiarán del perfume.

Si empapas un bastoncillo en aceite esencial de lavanda o canela y lo dejas dentro de la funda de la almohada, crearás un ambiente ideal para una noche romántica.

Para el salón, crea tu propio ambientador en spray y pulverízalo cuando sea necesario. Necesitas diluir veinte gotas de aceite de lavanda y medio vaso de agua. Viértelo en un recipiente con dosificador y ya lo tienes, listo para usar. También puedes rellenar el recipiente con un vaso de vodka, otro de agua, y veinte gotas de aceite de naranja.

El vinagre, además de ser un potente limpiador antigrasa en la cocina, también eliminará los malos olores de esta estancia. Mézclalo con agua a partes iguales, agrega unas hojas de menta y déjalo actuar. Absorberá los humos y olores que se desprenden al cocinar. Otra opción es poner a hervir una cacerola de agua con unas rodajas de limón o naranja, para que el vapor haga su trabajo. Los cítricos son conocidos por sus propiedades desinfectantes y por ser unos excelentes neutralizadores de olores. El café también es un fuerte desodorizante. Si dejas un frasco de cristal con unos granos de café sobre la nevera o cerca de la campana extractora, verás como acaba con los olores fuertes que dejan algunas comidas.

Una buena idea es disponer en la cocina de plantas aromáticas como la albahaca o el tomillo, que no solo servirán para acompañar nuestros platos y guisos, sino que además son perfectas para acabar con el olor que desprende el aceite frito y el pescado.

En el baño, opta por llenar hasta la mitad un recipiente con bicarbonato de sodio y unas gotas del aceite esencial que más te guste, y tápalo con un trapo atado con una goma. Cada dos o tres días agita la mezcla para que haga efecto. Si, además, pasas un bastoncillo empapado en aceite esencial por el papel higiénico, conseguirás mejores resultados.

Ambientadores naturales para perfumar la casa


Plantas aromatizadas, aceites esenciales, cítricos… Todo vale para crear tú propio ambientador casero, libre de químicos y apto para combatir los olores más persistentes.

  • Ambientador de vainilla

En una olla con agua, agrega la cáscara de una naranja, jengibre, clavo, canela en polvo y extracto de vainilla y caliéntalo a fuego lento durante diez minutos. Cuando se haya enfriado, vierte la mezcla en un recipiente con dosificador.

  • Vinagre

Quizá sea uno de los productos que mejor quitará los hedores más persistentes de la casa, como el tabaco. Solo tienes que poner un vaso con vinagre en el centro del salón, y él solo se encargará de absorber el olor a cigarro.

  • Ambientador fresco de cítricos

Machaca en un mortero las cáscaras de cinco limones y diez naranjas. Añade unas cuantas hojas de menta y mézclalo bien. Pon la mezcla en saquito de tela e introdúcela en un recipiente con pulverizador. Añade 250 mililitros de alcohol y otros tantos de agua.

  • Ambientador floral

Pon en una cesta los pétalos secos de las flores que más te gusten y que desprendan olor, como los de las rosas. Añade hojas secas de eucalipto, tomillo, laurel y nogal. Espolvorea un poco de canela y vainilla y mézclalo todo bien con ayuda de las manos. Puedes usarlo así, o en pequeños saquitos de tela para los cajones de la ropa.

  • Membrillo

No hace falta hacer nada con esta fruta. Bastará con introducirla en el armario para que deje en la ropa un agradable perfume. Eso sí, habrá que estar atentos a que no se pudra y sea un foco de atracción de insectos no deseados.

  • Ambientador de jabón usado

Ideal para sacar provecho de la pastilla de jabón cuando se queda de un tamaño tan pequeño que ya no la podemos usar. Rómpela en trocitos pequeños e introdúcelos en una bolsita de tela.

  • Ambientador en gel

Pon a hervir dos vasos de agua con un sobre de gelatina en polvo sin sabor y un vaso de sal. Mientras, mezcla en un bol tres gotas de colorante alimenticio y treinta de aceite esencial de lavanda y viértelo a la gelatina antes de que se enfríe del todo. Remuévelo bien y deja reposar toda la noche.

¿Y para el coche?


Si te has cansado del pino colgando de tu retrovisor, o de esos frasquitos que se enganchan a la salida del aire y que duran más bien poco, debes saber que también puedes aplicar estas recetas para neutralizar sus malos olores. El membrillo o los saquitos de flores secas o de jabón son una buena opción.

 

También puedes decantarte por algo más específico para tu vehículo. Haz una plantilla con el dibujo de una estrella y marca su contorno en dos trozos de tela y en un cartón. Recórtalo y pega las estrellas de tela a ambos lados. Impregna cada uno con unas gotas del aceite esencial que más te guste. Con ayuda de una perforadora, haz un agujero en la parte superior, pasa una cuerda por él y cuélgalo del retrovisor.

Ya sabes todo lo que puedes hacer en caso de querer perfumar tu casa y neutralizar los malos olores que dejan sustancias como el tabaco, los que se desprenden al cocinar, los propios del cuarto de baño, o los que dejan las humedades. En este último caso es recomendable estar respaldado por tu Seguro de Hogar MAPFRE, porque por mucho que lo camufles, si no acabas con el origen del problema el olor persistirá para siempre.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos