Prácticos imanes para tu nevera: el especiero

Publicado por canalHOGAR, 03 Jul 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuencos de madera con diferentes especias

Este es un DIY de decoración y de orden en la cocina: vas a conseguir un dos en uno, si preparas imanes para tu nevera que además de decorar, contengan tus especias siempre ordenadas y a la vista. ¿Increíble?

Las cocinas nunca son los suficientemente grandes ni están lo necesariamente ordenadas, pero hay soluciones tan prácticas como sencillas y hay detalles como los imanes para tu nevera que pueden mejorar tanto la organización como el aspecto de esta estancia de la casa.

¿Estás preparado para hacer un especiero cool y funcional y aprovechar la puerta de la nevera para contener todas tus especias de la forma más atractiva que puedas imaginar? Si tienes 10 minutos es fácil montarlo.

 

¿Qué necesitas para hacer un especiero para decorar y usar sobre la puerta de la nevera?

 

Consigue botes de cristal y tapa de rosca y metal. Pueden ser todos iguales y mejor anchos que altos. No es necesario que tengan gran capacidad, las especias se guardan en poca cantidad para una mejor conservación.

Los frascos para el especiero también pueden ser enteros de metal –cuerpo y tapa- y lo ideal es que tengan parte de la tapa transparente para poder ver el contenido. Algo que te facilitará la selección más allá de que pongas unos cartelitos con el nombre de la especia que contienen.

Los imanes que necesitas deben ser del mismo tamaño o un poco más pequeños que la base del bote, la parte trasera por donde se apoyan. Necesitas tantos imanes como botes vayas a poner o lo que es lo mismo un bote y un imán por especie que quieras tener en este nuevo especiero.

El pegamento para este trabajo debe ser de contacto y potente, adecuado para pegar imanes y metal, la pistola de pegamento caliente es recomendable y puede ser útil.

 

¿Cómo se hace un especiero a partir de imanes y botes de cristal?

 

Pega en la parte inferior –en la base- de cada bote de cristal su imán correspondiente. Utiliza pegamento o silicona caliente para fijar con total seguridad y de forma duradera.

Si los botes son enteros de metal puedes evitar pegar el imán ya que directamente se adherirá al bote, pero es más seguro que aun así refuerces la unión con pegamento.

Etiqueta los botes en la parte superior para poner el nombre de cada una de las especias de tal manera que puedas identificarlas cómoda y rápidamente cuando las necesites.

Llena los botes con cada una de tus especies y cierra la tapa enroscando con seguridad.

Coloca los botes en la nevera, acerca el imán a la puerta y el bote queda fijado. Puedes colocar los distintos imanes ordenadamente en hileras o dando un estilo más desenfadado.

Cuando necesites una especie para cocinar o aderezar tus platos, echa un vistazo hacia la nevera, localiza el tarro que necesitas y cógelo con total libertad. Después de usar, vuelve a colocarlo en su posición inicial.

 

¿Qué tiene de atractivo un especiero DIY que se “pega” a la puerta de la nevera?

 

Ahorras espacio en la encimera, en armarios y cajones. Las especias ya no necesitan una balda especial dentro de tu cocina ni sobre la encimera, ni en ningún lugar, se colocan en la puerta de la nevera.

Sacas rendimiento a un espacio – la puerta de la nevera- que por lo general no se tiene en cuenta para nada funcional, salvo para poner imanes o como mucho tacos de hojas y notas.

Los especias están a la vista y al alcance de tu mano en un segundo y con un solo gesto puedes cogerlas, lo que te hace ahorrar tiempo y saber de un solo vistazo las especias con las que cuentas para tus recetas.

El orden con este especiero es innegable y además, es una forma de organización fácil de mantener y de respetar por mucho tiempo. No supone una disciplina especial que te vaya a costar adquirir: solo es quitar y poner los botes en su hueco una vez hayas terminado de usarlo.

Las especias se conservan perfectamente y en las mejores condiciones como recomiendan los expertos: un lugar seco, alejado de la humedad y del calor excesivo. Cada una de ellas está contenida herméticamente para conservar todas sus cualidades el máximo tiempo.

 

Un problema: mi nevera es demasiado pequeña o está integrada en los muebles de cocina o panelada, ¿no puedo tener un especiero de imanes?

 

El especiero imantado es totalmente versátil y puede acoplarse a cualquier superficie metálica no tiene que ser obligatoriamente en la nevera.

Si no encuentras ningún lugar donde montar el especiero de imanes de nevera, una buena idea es comprar una balda de metal y colocar en ella tu especiero con imán. La superficie de metal puedes colgarla o instalarla donde prefieras.• Es más, si pintas con pintura de pizarra -casera o comprada-  la hoja o chapa de metal sobre la que vayas a poner los botes con imán, puedes poner con tiza el nombre al lado de cada bote y apuntar con una flecha hacia cada tarro.

Con un especiero creado a partir de imanes para tu nevera ya no tienes excusa para no tener todos los aderezos naturales que quieras, siempre en orden y en perfecto estado de conservación. La cocina es uno de los lugares donde más imprevistos suceden, pero con las coberturas del Seguro de Hogar MAPFRE también este espacio de tu hogar queda protegido y siempre en perfecto estado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos