Cómo preparar un baño con especias

Publicado por canalHOGAR, 25 Abr 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Manos vuelcan sobre una bañera con pétalos el contenido de una jarra.

Para redoblar los beneficios de sumergirse en el agua, descubre cómo preparar  un baño enriquecido con especias que seguro que usas en tus recetas, pero nunca habías llevado hasta tu bañera.

Los aficionados a los baños disfrutan con puntualidad de su pequeño placer en casa, saber cómo preparar un baño perfecto no es complicado y existen muchas variantes dependiendo del gusto y el objetivo que se persiga con este rito milenario.

Los baños relajantes son probablemente los más populares, pero los hay energéticos, revitalizantes o sensuales, entre otras posibilidades. La combinación entre hierbas, especias, flores, plantas y aceites esenciales permite convertir tu baño en un tratamiento con el fin que elijas.

Las especias tienen un uso universal en la cocina y en muchas recetas, por ejemplo, combinadas con frutas para crear desinfectantes caseros, pero su uso cosmético también es muy habitual en algunas culturas, aunque está menos extendido. Enriquecer tu baño con especias te va a permitir disfrutar de nuevos olores, colores, sabores y efectos sobre tu piel. Prueba con estas 10 especias ideales para añadir al agua de la bañera.

 

1.- Canela

Si te gusta la canela en postres y dulces, su matiz aromático en el baño te va a encantar. Puedes usar canela en rama y también en polvo para intensificar su presencia en el agua de tu bañera. Lo primero es preparar una infusión concentrada con las ramas, después añade esa agua a la de la bañera y espolvorea con polvo de canela. Combina muy bien con espumas o sales a base de frutos rojos y con otras especias como el cardamomo o el comino. Un baño  perfecto para compartir en pareja.

 

2.- Cardamomo

No es el cardamomo de las especias más conocidas en occidente, aunque su penetración en los últimos años ha sido intensa. Los baños de cardamomo son estimulantes y revitalizantes, el olor es lo más destacado en un bañera llena de infusión de cardamomo, es un perfume fuerte y peculiar, asegúrate que es de tu gusto antes de usarlo en la bañera.

 

3.- Cayena

Los amantes del picante tienen en la cayena un referente claro para darle a todos sus platos un toque que no todo el mundo es capaz de resistir. En la bañera, la cayena aporta color intenso al agua y un olor picante, espolvorea con cayena en polvo antes de meterte en el agua y evita siempre el contacto directo con los ojos, limita la cantidad y comprueba que tu piel tolera bien la cayena antes de sumergirte.

 

4.- Clavo

En polvo o en bolas, el clavo es intenso y trae recuerdos de oriente. En el baño, te va a proporcionar un ambiente embriagador que es importante que no sea excesivo. Evita el uso en bolas en el baño y usa solo clavo en polvo y en cantidades limitadas para evitar una grave irritación. Combina con hierbas dulces u otras especies como la vainilla para conseguir un baño de contraste para tus sentidos.

 

5.- Comino

Si ya usas el comino para aliviar digestiones pesadas y evitar el doloroso efecto de los gases en el estómago, puedes probar a darte un baño de comino mientras disfrutas de una de esas tisanas. Puedes añadir el comino en polvo directamente sobre el agua de la bañera. Si te gusta poner pétalos de rosa en el agua, el comino es una de las especias que mejor combina con ellas.

 

6.- Jengibre

Las propiedades del jengibre son cada día más conocidas y apreciadas, la ralladura de jengibre aporta al agua su aroma característico dulce y picante a la vez. ¿Quieres a traer la buena suerte o al menos, disfrutar de un baño aromático diferente? Añade al agua cardamomo, jengibre, canela, vainilla y comino: merece la pena, probar la experiencia.

 

7.- Nuez moscada

Muchos cocineros aseguran que el toque definitivo de toda salsa bechamel es la nuez moscada y los expertos en baños también confirman que su aportación en el agua de una bañera es digna de mención. Combina muy bien con azúcar y perejil para enriquecer el agua con colores diferentes y olores muy sugerentes para los sentidos.

 

8.- Perejil

Rico, rico… en cualquier plato el perejil y si lo añades a al agua de tu bañera, la suerte estará de tu parte. Si solo pones perejil bien picado, no notarás conseguirás un olor especial, pero si un toque verde en el agua. Cuando necesites un baño calmante, prepara una contundente infusión de perejil y échala en la bañera, las propiedades anestésicas y antiinflamatorias de esta planta te ayudarán a calmar el dolor de articulaciones o la inflación por alguna lesión concreta.

 

9.- Pimienta blanca y negra

Puedes añadir pimienta al agua de tu baño en cualquiera de sus variedades, si eres amante de los sabores cítricos combina muy bien con ellos, también con otras especies como el comino para conseguir aromas fuertes y con el limón, conseguirás que el agua del baño tenga propiedades antibacterianas.

 

10.- Vainilla

La esencia de vainilla es la menos sorprendente de los ingredientes que puedes echar en el baño. Un toque muy dulce, relajante y que combina perfecto con la totalidad de las especias que conforman esta lista, especialmente con el jengibre, el cardamomo o el comino. Aunque no te gusten los sabores u olores muy dulces, merece la pena que pruebes la vainilla con alguna de estas especies ya que pierde su exceso de dulce. Utiliza mejor extracto de vainilla y añade siempre directamente al agua.

La infusión de especias junto con la presencia directa de hojas, semillas o ramas en  el agua del baño aporta un toque diferente a este ritual para que nunca te aburras de tomar baños diferentes y originales. Completa la preparación ambientando todo el cuarto de baño con una luz especial y unas barritas de esencia o velas perfumadas, por ejemplo.

El baño es un espacio de tu vivienda que siempre debe estar en perfecto estado para adaptarse a tus necesidades tanto cuando tienes prisa como para cuando decides sumergirte en un oasis de calma y preparar un baño con especias. El Seguro de Hogar MAPFRE protege tu baño de los principales riesgos domésticos y de los menos habituales; los atascos, por ejemplo, es una cobertura de asistencia que puedes incluir al contratar tu póliza para que nada te impida de disfrutar de tantos baños o duchas como quieras. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos