Trucos con pasta de dientes y suavizante

Publicado por canalHOGAR, 08 Abr 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mano echando pasta de dientes sobre cepillo

Saca la pasta de dientes del baño y ponla cerca de tu lavadora o entre los productos de limpieza del hogar, por ejemplo. Después de descubrir estos trucos con pasta de dientes y suavizantes, sabrás por qué.

Es fácil que siempre tengas en casa pasta de dientes o suavizante, pero lo que no todo el mundo sabe es todos los usos -fuera de los comunes- que estos dos productos pueden tener. Si estás al tanto de los trucos con pasta de dientes y con suavizante, tendrá recursos para salvar esas situaciones imprevistas, pero cotidianas.

 

Usos inesperados de la pasta de dientes

 

  • Manchas rebeldes en la ropa

Si tienes que quitar manchas de tinta de una camisa o es el mantel el que tiene algunas manchas de vino o de fruta, por ejemplo, puede que la pasta de dientes te solucione el problema.

Para utilizar el dentífrico como limpiador para la ropa y manchas concretas, es necesario humedecer ligeramente la zona a tratar, aplicar la pasta de dientes blanca – no uses geles ni otros formatos de pasta de dientes-  sobre la mancha, frotar con un cepillo o con tus manos y dejar actuar unos minutos; después puedes enjuagar o directamente meter la prenda en la lavadora para un ciclo de limpieza normal. Casi seguro que la mancha o manchas difíciles no estarán cuando saques la ropa de la lavadora. Atención con los tejidos delicados o que no admitan lavado, este truco no es válido en esos casos. Por el contrario, los tejidos fuertes, como las telas de tapicería, pueden agradecer este truco. Si tienes, por ejemplo, que limpiar un sofá blanco el suavizante para la ropa podría resultar de gran utilidad.

  • Pulsera sucia y/ o ennegrecida

Limpiar joyas de plata como anillos, pulseras o cadenas o bien, de metales similares, es necesario, pues con el tiempo se ensucian perdiendo su brillo natural, incluso cuando están guardadas y especialmente si no las usas durante un tiempo. La pasta de dientes tradicional puede ayudarte en este caso, siempre antes de aplicar en toda la pieza, prueba en una zona discreta, si la pasta no daña el metal.

Lo primero es lavar con agua y jabón las piezas que tengas que limpiar, seca en su totalidad y entonces, aplica una capa de pasta de dientes, evita las piedras o cualquier otro tipo de adorno que pueda tener la joya y aplica solo sobre el metal la pasta. Con un cepillo de dientes antiguo o uno nuevo, pero que dejes para este tipo de limpiezas, frota suavemente el anillo o la cadena para que la pasta penetre. Deja unos 10 minutos actuar y luego retira con agua los restos de pasta, seca y abrillanta con un paño que no deje restos.

  • Sobre la piel

Cada tipo de piel es diferente y cuenta con su propia forma de reacción por lo que debes ser precavido a la hora de probar remedios caseros o naturales siempre. Con esta advertencia, ten presente que la crema de dientes puede ser un potente refrescante y astringente de la piel grasa o de la piel irritada.

Entre los usos que sobre la piel puede tener la pasta de diente, está el de aliviar el dolor de una quemadura superficial o absorber la grasa de una espinilla aislada que puede aparecer en el peor momento en tu rostro, por ejemplo. En el caso de quemadura o irritación por picadura de mosquito, por ejemplo, lo primero es refrescar la piel con agua y luego aplicar la pasta, solo si no hay herida abierta y si se trata de un caso leve, sin reacción alérgica y superficial. Para los granos de grasa de la piel, puedes aplicarte una capa de pasta sobre la zona directamente y dejarla actuar durante la noche.

 

Funciones sorprendente del suavizante

 

  • Cacharros con restos de comida pegada

Si ni el mejor de los lavavajillas a mano ni a máquina logra acabar con los restos que quedan en la fuente de tu asado preferido, no te preocupes y rescata el suavizante del cuarto de la lavadora la próxima vez.

El uso del suavizante para desincrustar  restos de comida quemada o pegada durante el proceso de cocina es muy sencillo y eficaz aunque es importante que enjuagues a conciencia los cacharos, después del tratamiento con suavizante. Deja la fuente o las ollas que tengas que limpiar en remojo con agua y un tapón de suavizante, después friega a mano o a máquina como de costumbre, los restos de comida se desprenderán con total facilidad y al completo.

  • En pantallas de ordenador, televisión, móvil o tableta.

Todos tus dispositivos móviles agradecerán una limpieza puntual, no diaria, con suavizante para librarse de excesos de grasa, restos de huellas y polvo que van acumulando las pantallas de estos aparatos de forma natural.

Elige una gamuza o trapo que no deje restos y pulverízalo con una pistola en la que hayas preparado un limpiador con agua y suavizante –tres cuartas partes de agua por una de suavizante-, pasa suavemente el paño por todas las pantallas de tu casa: tele, móvil, ordenador…, insiste sobre las zonas con más manchas o huellas y listo. Con este limpiador a base de suavizante, también contribuyes a mantener a raya la electricidad estática, tan molesta en algunas ocasiones.

 

 

  • Suaviza brochas y pinceles

El suavizante no solo tiene ese efecto sobre la ropa, también puedes usarlo para que tus pinceles o brochas recuperen su suavidad y elasticidad, además de un agradable olor. Esta técnica de limpieza sirve para pinceles y brochas que haya usado en cualquier función para pintar paredes, cuadros o incluso, es muy útil para tus herramientas de maquillaje preferidas.

Después de limpiar los pinceles y brochas de la manera habitual para eliminar restos de pintura del utensilio, sumérgelos en una mezcla de agua con suavizante, deja actuar unos minutos, unos 10 suele ser suficiente, y deja secar al aire las cerdas que quedarán suaves  y flexibles, como nuevas. Si olvidaste limpiar las brochas o  no lo hiciste de forma eficiente y cuando vuelves a querer usar tus pinceles están duros, también puedes ablandarlos en una solución de agua con suavizante o en casos muy extremos, aplicar directamente suavizante y dejar actuar para recuperar y ablandar las cerdas secas por los restos de pintura.

Como demuestran estos usos menos conocidos de la pasta de dientes y el suavizante, hay muchos productos cotidianos que pueden sacarte  de verdaderos apuros o pequeños desastres,  especialmente en la limpieza de casa. Pero cuando el problema es una gran mancha de agua en la pared o la rotura de un lavabo; por ejemplo, el mejor recurso siempre es el Seguro de Hogar MAPFRE con una respuesta inmediata y profesional a los percances o contingencias que suceden a menudo en cualquier vivienda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios