Cómo quitar el olor a humedad

Publicado por canalHOGAR, 13 Feb 2017

Mujer tapándose la nariz

Ya sea por una mala ventilación, por problemas con las tuberías o por razones climáticas, tu hogar puede oler a humedad e, incluso, generar hongos. Por eso te contamos algunos trucos para quitar el olor a humedad.

El hogar es el lugar donde pasamos más tiempo y nos gusta sentirnos a gusto en él. Por esta razón cualquier olor que impregne negativamente la atmósfera debería ser eliminado. El olor a humedad es uno de los más populares y a la vez también uno de los más persistentes. En este artículo te vamos a dar las herramientas necesarias para erradicar el desagradable hedor a humedad y cómo conseguir mejorar el ambiente de nuestra casa.

 

Buscando el problema

El primer paso es conocer qué sustancia es la responsable de la pestilencia. En este caso, los hongos y mohos suelen estar detrás de los malos olores a humedad. Muchas veces se tratan de organismos muy pequeños y resistentes que suelen situar sus colonias cerca de zonas húmedas. La principal razón por la que las colonias de moho de una casa son más grandes de lo deseable es porque hay alguna fuga en el sistema de tuberías del inmueble. Filtraciones en las paredes, fugas de agua, o goteras son las razones que están detrás de que este tipo de indeseados huéspedes entren en nuestro piso.

Para solucionar el problema hay que buscar el foco del olor y atajarlo. Debido a la complejidad técnica del proceso, quizás lo mejor es llamar a un fontanero que nos analice el sistema de tuberías del hogar y arregle las posibles fugas que tenga. Algunas pólizas ofrecen estos servicios como añadidos a la cobertura. Si estás pensando en hacerte, por ejemplo, con un Seguro de Hogar MAPFRE no dudes en consultar por los especialistas disponibles con los que podrás contactar a través de la compañía.

Con el fin de evitar que posibles esporas se trasladen al resto del piso, es aconsejable limpiar la casa con un paño y una solución específica para tal fin. Si no encuentras ningún producto de limpieza específica para este cometido, siempre puedes realizar una solución casera, siguiendo una fórmula que incluya una parte de ácido bórico, una parte de peróxido de hidrógeno, dos partes de vinagre blanco y tres partes de agua.

Sin reparar el foco de humedades, cualquier medida que tomemos posteriormente será inútil. Por esta razón, si quieres eliminar el olor en tu hogar es preciso centrarse primeramente en el origen. Una vez subsanado este punto, llegará el momento de camuflar y deshacerse del olor a húmedo.

 

 

Ambientar y neutralizar el olor

Una vez eliminada la fuente de la pestilencia llega el momento de eliminar este olor en toda la casa. Para ello se pueden usar ambientadores industriales, pero también te proponemos otras alternativas más naturales.

La zeolita es el primero de nuestros consejos. Se trata de un mineral que de forma no tóxica te ayudará a enmascarar el olor. Entre sus ventajas se encuentran que es fácil de encontrar en tiendas especializadas y su larga duración, pues puede aguantar hasta seis meses. Trabaja automáticamente al situarla al lado de la fuente de olor que se quiera eliminar y conseguirás mejores resultados si la calientes por lo que meterla en el horno unos minutos mejorará su función y por lo tanto la atmósfera del hogar.

Otra posible alternativa es el carbón activado. Muy barato, su eficacia es tal que se incluye en muchos de los productos más comerciales. Actúa al colocarse al lado del hedor.

 

Cómo eliminar el olor a humedad en todos los rincones del hogar

Una vez eliminada la fuente del problema y neutralizado el olor, llega el momento de revisar los distintos lugares de la casa donde puede haberse incrustado la humedad. Veamos los trucos que se deben aplicar en cada espacio:

  • Objetos textiles. Para eliminar el olor de nuestras cortinas, alfombras y ropa, el mejor método es lavarlas. Añade una tacita de vinagre blanco al hacer la colada y comprobarás que los resultados serán mucho mejores.
  • Electrodomésticos. Impregna un paño con una solución de bicarbonato y agua. Utilízalo para limpiar los electrodomésticos de tu casa, teniendo especial cuidado por las esquinas y hendiduras.
  • Armarios. En primer lugar, se debería de vaciar de ropa y dejar que se airee durante un mínimo de dos o tres horas; posteriormente limpia el armario con una solución de vinagre blanco y vuelve a dejar nuevamente un tiempo para que corra el aire. Cuando se disperse el olor, vuelve a introducir tus prendas. Para que el buen olor se mantenga en el tiempo y se evite una nueva aparición de la humedad, introduce una taza de café recién molido durante dos o tres días. Pasado este tiempo una pequeña bolsa con arroz dentro ayudará a evitar que la humedad se vuelva a acumular en el interior.

 

Prevenir

Ahora que tenemos nuestro hogar perfectamente limpio y su olor es perfecto, llega el momento de tomar medidas para evitar que la pestilencia se vuelva a adueñar de nuestra casa. Para prevenir el olor la humedad debes de tener en cuenta:

  • Utiliza un deshumificador: este pequeño aparato eliminará el vapor de agua sobrante en el ambiente y evitará que se acumule en paredes y lugares cerrados.
  • Ventila tu casa. La circulación del aire por todas las estancias del inmueble ayuda a que la atmósfera no sea pesada.
  • Redistribuye los muebles cada cierto tiempo. El espacio que hay entre los muebles y la pared puede ser un foco de malos olores. Al no tener una correcta ventilación y no recibir luz solar, es más atrayente para la humedad. Cambiar los muebles de sitio regularmente ayudará a evitar posibles problemas futuros.
  • Tender la ropa fuera. Si no dispones de secadora, deja que las prendas textiles se sequen en el exterior. Si lo hicieran dentro de tu hogar, la atmosfera se cargaría de agua y las posibilidades de que se aparecieran humedades se incrementarían.
  • Mantener limpios los marcos de ventanas y puertas. Al estar en contacto con el exterior y ser elementos que ayuda a mantener hermético el hogar, su correcta limpieza será clave para evitar el crecimiento de moho y malos olores.
  • Limpiar cualquier acumulación de moho que veas. Antes de que crezca, es mejor erradicar cualquier síntoma de que los hongos van a asentarse en un lugar de nuestra casa

 

El olor a humedad es uno de los más desagradables; sin embargo, se puede evitar eliminando en primer lugar el foco del hedor. Una limpieza a fondo de la casa y tomar medidas para evitar nuevas apariciones de malos olores son los puntos fundamentales para garantizar que la atmosfera de nuestro hogar es agradable.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos