Ideas de decoración para San Valentín

Publicado por canalHogar, 03 Feb 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Corazones de tela en rojo y blanco, colgando de una cuerda

Este año no vas a repetir velas rojas y corazones en la pared. Tu Día de los Enamorados de este año se merece un cambio en tu casa y, con muy poca inversión, pero algo de dedicación, puedes conseguir la mejor decoración para San Valentín.

Las fiestas más populares y tradicionales, como la Navidad o el 14 de febrero, tienen una gran desventaja en lo que se refiere a decoración: es fácil caer año tras año en los tópicos y en los mismos recursos pero, si estás decidido a celebrar de manera original, apunta estas ideas de decoración para San Valentín.

No dejes los preparativos del Día de los Enamorados para el último minuto: aunque puedes lograr un buen trabajo de decoración en poco tiempo, si lo haces con antelación, disfrutarás el doble y los resultados serán mucho más impresionantes.

Atención a los clásicos como velas o flores, que no pueden faltar, pero la clave está en reinterpretarlos con las pautas de la temporada, dos esencialmente: DIY (hazlo tú mismo, por sus siglas en inglés) y reciclaje; con estas dos premisas lograrás una decoración para el 14 de febrero romántica, pero personal y actual.

 

  1. Iluminación

Crear ambientes diferentes en poco tiempo y con un resultado 10 es sencillo si no te olvidas de la iluminación. Para el día de San Valentín, especialmente si celebras una fiesta o una cena íntima, no puedes dejar la luz al azar, es un detalle muy importante.

Las velas están muy bien, pero no vale colocarlas de cualquier forma y no tienen por qué ser rojas. Prueba a ponerlas dentro de botes de cristal, decorados con puntillas o cintas, el toque retro es muy romántico y está de moda. Para este recurso las velas pueden ser simplemente blancas, si quieres además de iluminar ambientar el espacio, elígelas con esencias u olores según tus preferencias, los frutos rojos, las clásicas rosas o el olor a lavanda son algunas apuestas seguras.

Si necesitas una iluminación para San Valentín alegre y divertida, recurre a las guirnaldas de bombillas led blancas. Simplemente sobre la pared, o colgando del techo, darán un aspecto muy diferente a cualquier estancia de tu casa y te ofrecerán una luz muy acogedora, especialmente si eliges luz cálida. Un plus para personalizar al máximo es utilizar este tipo de tiras de luz para dibujar mensajes sobre la pared: puedes hacerlo tú o comprar pequeños luminosos con palabras como LOVE, AMOR, o las iniciales de tu nombre y el de tu pareja, por ejemplo.

 

  2. Flores y adornos naturales

No te equivocas al pensar que el día de los enamorados es un día para llenar la casa de flores o plantas naturales. Sin duda, una decoración para San Valentín basada en elementos vegetales y naturales es siempre un acierto.

Para los más clásicos, nada como las rosas o las gardenias; los más románticos y bucólicos apostarán por las flores y plantas silvestres; hierbas aromáticas y margaritas son una buena alternativa. Pero si lo que quieres es un punto de sofisticación y elegancia moderna, nada como las orquídeas; elige especies y colores poco comunes.

El toque natural es casi inevitable en la decoración de una festividad como la de los enamorados, pero puedes marcar la diferencia si no te olvidas de los consejos esenciales para decorar con flores que marcan tendencia. No se te ocurra poner las flores en recipientes como jarrones de porcelana o cerámica: las botellas de cristal y los botes de conservas son la mejor idea. Además, puedes reciclar los que pensabas tirar al contenedor de vidrio. Los cubos de zinc decorados y los contenedores de latón son perfectos para ramilletes silvestres y de aire muy campestre.

   3. Banderines y guirnaldas

Las tiras de papel o las cuerdas con farolillos suelen recordar a verbenas y fiestas populares, pero desde hace unos años son imprescindibles en toda decoración que se precie, desde bodas hasta cumpleaños o eventos de cualquier índole. La celebración de San Valentín no es una excepción a la tendencia, así que si te gusta este tipo de detalle decorativo adelante, pero mejor si los haces tú mismo.

Para hacer banderines y guirnaldas para adornar tu casa el 14 de febrero, reúne materiales de moda como la cuerda, el papel craft, tejidos como el fieltro o la tela de arpillera. El papel de periódico puede ser la base ideal sobre la que recortar corazones de idéntico tamaño que conformarán la más original decoración para San Valentín.

Los banderines puedes hacerlos en menos de media hora y son un recurso rápido que convertirá cualquier rincón de tu casa en el espacio perfecto para celebrar el Día de los Enamorados. Solo tienes que hacer triángulos de papel o tela y luego unirlos a un cordel o cinta. Si te gustan los motivos con mensaje, aprovecha para pegar una letra en cada banderín y declarar tu amor de manera sencilla, pero efectiva.

Una idea muy socorrida es que los banderines sirvan para dar pistas sobre el regalo que le harás a tu pareja. Si, por ejemplo, se trata de un viaje, puedes ilustrar los banderines con fotos de la ciudad de destino. En caso de que esta sea tu opción, recuerda que con los Seguros de Viajes de MAPFRE  tendrás todo más que controlado para que la sorpresa sea agradable en todos los sentidos.

 

  4. Puertas con encanto

Quizás estás buscando un lugar diferente donde poner este año un toque romántico, fuera de los típicos como mesas, paredes o encimeras. Las puertas son ese espacio para la decoración que muy pocas veces se explota en San Valentín y que, sin embargo, tiene un gran potencial.

Las coronas del 14 de febrero son un objeto de decoración poco convencional en España y con el que puedes compartir tu amor con todo el mundo. Si te decides a poner una en la puerta exterior de tu hogar, puedes hacerlas con materiales reciclados armoniosamente combinados, con lo que lograrás un toque exclusivo o, en caso de falta de tiempo, no tendrás problemas para encontrarlas en tiendas de decoración o floristerías, por ejemplo, si te apetece una corona natural.

Para este 14 de febrero elige coronas para la puerta de tu casa en tonos naturales como los marrones o los ocres, evitando colores demasiado oscuros o llamativos. Los dorados o los plateados que son tendencia. Las coronas pueden colocarse también en las puertas interiores de la casa o en las de los armarios, por ejemplo.

No te quedan excusas con estas cuatro ideas para no disfrutar este año de una jornada del amor llena de detalles y originalidad en la que tu hogar sea el punto de partida para celebrar este día del año a tu ritmo y según tus gustos. La decoración es mucho más sencilla de lo que parece y la de San Valentín es especialmente agradecida. Un último consejo: decora lugares y espacios de tu vivienda diferentes, fuera de lo tradicional y esperado, como la cocina y el baño, ¡seguro que sorprenderás a tu pareja!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos