Trucos para limpiar un vestidor rápidamente

Publicado por canalHOGAR, 19 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trucos para limpiar un vestidor rápidamente

Con frecuencia el problema que te aparta de las tareas de limpieza es la pereza y no saber muy bien cómo hacerlas con eficiencia y rapidez. Si dedicas unos minutos a saber cómo limpiar tu armario ropero, no volverás a posponerlo.

Es importante que sepas que el vestidor debe limpiarse por salud e higiene -tanto tuya como de tu ropa- al menos, dos veces al año, por lo que merece la pena saber cómo hacerlo.

   1. Agua y jabón neutro son los mejores limpiadores para tu armario

Aunque depende del material del que esté hecho, el agua y el jabón son una combinación adecuada para casi todos los casos. Ojo con las cantidades, si mojas demasiado la superficie puedes estropearla y si usas mucho jabón, tardarás mucho más tiempo en eliminarlo haciendo que el trabajo de limpieza sea más largo.

 

 

   2. Vacía por completo el armario

Es mejor que limpies el vestidor de una vez y de forma integral que ir por partes o ir apartando la ropa o el contenido del armario poco a poco, tardarás mucho más tiempo. Vacía por entero cajones, baldas, separadores, perchas y barra para empezar a limpiar.

   3. La aspiradora será tu gran aliada

Si, has leído muy bien. No pierdas de vista la aspiradora para que la limpieza de tu armario sea perfecta y rápida. Con el vestidor vacío, pasa la aspiradora por todos los espacios, incluidos cajones y barra; es la forma más cómoda, saludable y rápida para librar a tu armario de polvo y ácaros.

 

 

   4. Atención al secado, no te saltes ese paso nunca

Después de enjabonar el armario y aclarar es indispensable que seques a conciencia todo el vestidor. Repasa los rincones y espacios menos accesibles. Es muy poco recomendable que el armario quede húmedo y coloques la ropa; favorecerás la formación de humedad y moho, poniendo en peligro tanto el armario como todo el contenido del mismo. Puede que sea un trabajo tedioso, pero es imprescindible, incluso, si puedes, déjalo un par de horas ventilando.

   5. No limpies solo

Una forma de que la limpieza sea aún más eficiente es que, además de limpiar, aproveches para ordenar, revisar la ropa y deshacerte de lo que ya no usas, no necesitas o no te vale. Además, lo más recomendable es que hagas coincidir la limpieza con un cambio de estación de tal forma que harás un montón de trabajos de una vez y en el mismo tiempo, rentabilizando al 100 por 100 el tiempo dedicado a esta tarea.

Dependiendo del tamaño de tu vestidor es evidente que el tiempo dedicado a su limpieza variará, pero si interiorizas estos 5 trucos y los pones en práctica, la tarea, además de más rápida, será más completa y cómoda por lo que siempre te resultará más agradable.

 

 

Un último tip: aprovecha también la limpieza para revisar el estado de tu vestidor: paredes, revestimientos, anclajes… no es extraño que el paso del tiempo o alguna desagradable acumulación de humedad lo haya dañado de forma accidental. En su caso, retrasa tu limpieza y contacta de inmediato con tu Seguro de Hogar MAPFRE para que se encargue de solventar el problema con la máxima rapidez y comodidad para ti.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos