Conservar los rodapiés para que no se caigan

Publicado por canalHOGAR, 30 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conservar los rodapiés para que no se caigan

Uno de los trabajos de mantenimiento del hogar más común es recolocar los rodapiés que con el tiempo a veces se desprenden de la pared. Sin embargo, con un poco de dedicación y cuidados de conservación puedes evitar que se caigan.

El suelo y las paredes de una casa son objeto de reformas, renovaciones y limpiezas bastante constantes; sin embargo, los rodapiés que median entre ambos espacios son los grandes olvidados, aunque su función es importante y el mal estado de un rodapié da una habitación o espacio un aspecto descuidado y poco agradable.

Conservar los rodapiés es cuestión de detalle e interés, ya que en realidad exigen muy poco para aguantar durante muchas temporadas en perfecto estado, protegiendo tu suelo y aportando estilo y belleza a tu casa.

Actualmente existen tres materiales básicos de los que se fabrican rodapiés: madera, vinilo o cerámica. Lo normal es que el rodapiés sea del mismo material que el suelo por lo que es sencillo aplicar para su cuidado el mismo que se da al suelo, sin embargo, no suele hacerse, el rodapié se coloca y se olvida hasta que alguna de las partes se cae o se ahueca en los casos de los de madera, entonces la reparación es más costosa en todos los sentidos.

   1. Instalación

Para una larga duración de un rodapié, y en el mejor de los estados, es clave su instalación primera; un rodapié bien colocado en cuanto a fijación y espacio durará mucho tiempo en su lugar y sin caerse. Por ello, es importante observar que la instalación sea correcta. Atención al tipo de fijación que elijas que normalmente dependerá del material del que esté hecho el rodapié.

   2. Limpieza

Los rodapiés deben limpiarse a menudo para que luzcan perfectos y no acumulen suciedades o humedades que incluso, pueden dañarles, especialmente en el caso de los rodapiés de madera. Aprovecha la limpieza del suelo para aplicar el mismo tipo de tratamiento al rodapié. En general, lo más práctico y efectivo es retirar el polvo acumulado con una aspiradora o trapo húmedo y luego, tratar con agua y jabón neutro cada cierto tiempo según el uso y el roce que tenga el rodapié. Si accidentalmente se mancha, trata el rodapié de forma inmediata para evitar que la mancha se quede incrustada y sea imposible de remover.

   3. Cuidados extra

Los rodapiés de madera a veces como consecuencia de la falta o el exceso de humedad pueden cambiar de tamaño lo que provoca con el paso del tiempo que todo el rodapié se deforme, llegando a soltarse de la pared o haciendo saltar alguna pieza. Es importante que cuides el punto de humedad de las habitaciones con suelo y rodapié de madera para evitar esta dilatación que puede ser muy dañina. En el caso de los de cerámica, lo más habitual es que sean los continuos golpes los que provocan que alguna pieza se suelte o se fracture. Cuida no golpear con fuerza los rodapiés especialmente al limpiar o al mover muebles contra ellos, por ejemplo.

 

   4. Protección

Lo normal si vas a cambiar el suelo es que también cambies los rodapiés o que al menos, se desmonten y guarden a salvo durante el trabajo. Cuando se va a pintar, sin embargo, lo más recomendable es proteger de forma efectiva los rodapiés para evitar que se manchen y que se viertan sobre ellos, por ejemplo, pintura de forma accidental. Lo mejor es cubrir los rodapiés durante los trabajos de pintura con cinta o papel.

   5. Renovación o mantenimiento

Los rodapiés de madera, no tanto los de cerámica, aceptan con bastante facilidad cambios de color y acabado, puedes lijarlos pintarlos y/o barnizarlos o encerrarlos, de tal forma que cambiaras de rodapiés de la forma más sencilla, dándole un toque diferente. Actualmente los rodapiés pintados de blanco, por ejemplo, son tendencia.

El cuidado y el mantenimiento para evitar que los rodapiés se caigan o estropeen de forma prematura son bastante sencillos. Aun así, recuerda que el Seguro de Hogar MAPFRE también protege esta parte de tu hogar de los daños más habituales como la humedad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios