Cómo planchar menos tendiendo bien la ropa

Publicado por canalHOGAR, 27 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo planchar menos tendiendo bien la ropa

Quizás no seas consciente de la importancia de saber tender, pero si quieres no tener que planchar o aligerar mucho el trabajo, es crucial saber cómo tender. Antes de pensar que es una tontería, prueba, los resultados te van a sorprender.

La plancha es de las tareas domésticas menos popular, por eso, cualquier idea o consejo que evite este trabajo, o haga que la tarea sea menos pesada y tediosa, es bienvenida. El paso previo a la plancha suele ser la cuerda o el tendedero y no hay duda de que de la forma de tender va a depender en mucho de la necesidad de planchar.

Antes incluso de tender, puedes empezar a cuidar las arrugas de tu ropa y evitar que muchas de ellas se formen. En la  lavadora, elige programas adecuados al tipo de ropa y a su suciedad, evitando, siempre que sea posible, programas  largos, a altas temperaturas y con profundos centrifugados que es en el momento en el que se fijan las arrugas en la ropa. Tiende la ropa lo antes posible, en cuanto la lavadora haya terminado. Saca toda la ropa del tambor con cuidado y aprovecha ya para ir estirando con energía –sacudiendo- cada prenda.

   1. Tender camisas

El tipo de tejido del que esté hecha tu ropa es determinante para que se arruguen más o menos. Por ejemplo, cuanto más algodón, más facilidad de arrugado. Las camisas son fáciles de tender para que luego tengan que plancharse muy poco o nada. Toma la camisa del cuello, sacude enérgicamente y tiende por esta parte, introduciendo la cuerda entre el cuello y la camisa. Luego coloca un par de pinzas en los laterales del cuello, en la parte que menos se verá al usar la camisa.

   2. Tender pantalones

Cuelga los pantalones por la parte superior, la cinturilla, sin doblarla sobre la cuerda y empleando el mínimo número de pinzas que sea posible. Las piernas del pantalón deben quedar sueltas y al aire para que el propio peso, en el proceso de secado, ayude a eliminar las arrugas.

   3. Tender camisetas y vestidos

Las camisetas grandes puede colocarlas en la cuerda por debajo de la sisa –axila-, si es posible no coloques ni siquiera pinzas y no tenses demasiado la prenda para que no se marque la cuerda en la camiseta. Los vestidos y camisetas de tirantes o de menor tamaño es buena idea colgarlas sólo sujetas por un par de pinzas de los hombros, en la zona de la costura que une cuerpo y manga.

   4. Tender textiles del hogar: toallas, sábanas y manteles

Sacude con energía este tipo de ropa. Coloca toallas, sábanas y manteles sobre las cuerdas, lo más estirado que puedas para evitar hacer arrugas extras y ayudar a que las que haya puedan deshacerse al secarse. Si puedes evitar las pinzas en estas piezas grandes, mejor, ya que será una marca menos que tengas que borrar con la plancha.
Como norma general, y con independencia del tipo de prenda que tengas que tender, si quieres cuidar tu ropa y evitar la formación de arrugas y marcas, puedes observar unas pautas generales.

 

   • Atención al tendedero y tipo de cuerdas

Importa su tamaño, la distribución de las cuerdas y el material del que esté hecho. Cuanto más amplio y las cuerdas estén más separadas, más evitarás la formación de arrugas y será más fácil que en el proceso de secado algunas desaparezcan. En cuanto al material, es importante que las cuerdas sean suaves y flexibles para que cuiden la ropa y dejen la menor marca posible.

   • Las pinzas también importan

 El otro instrumento implicado en el trabajo de tender son las pinzas y también influyen directamente en la plancha. Deben ser fuertes, pero ejercer sobre la ropa la fuerza justa para que no se vuele ni descoloque, pero tampoco hagan una marca excesiva. Las pinzas de plástico, por lo general, son más recomendables que las de madera, por ejemplo.

   • Tiempo de exposición al aire: el justo

 Tender la ropa al aire libre es bastante beneficioso para los tejidos, sin embargo, es importante limitar el tiempo que la ropa está tendida para evitar que las arrugas se hagan más duras y resistentes. Es mejor recoger la ropa ligeramente húmeda y plancharla con facilidad y rapidez que recoger la ropa muy seca; en cuyo caso, el trabajo de plancha será más duro y costoso.

La plancha es un trabajo que puede aligerarse si sigues estas recomendaciones y aprendes a tender para evitar arrugas. En cualquier caso, extrema las precauciones en el uso de la plancha, ya que los daños personales en la ropa, o incluso en el hogar, suelen ser habituales. El Seguro de Hogar MAPFRE incluye Asistencia Familiar en el hogar, de acuerdo con las coberturas de tu póliza, para hacer frente a un posible accidente doméstico con la plancha, entre otras muchas situaciones.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos