Consejos para hacer una buena gestión de los residuos

Publicado por canalHOGAR, 26 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos para hacer una buena gestión de los residuos

No hay excusas para no reciclar, tanto en casa como en tu negocio la gestión de residuos debe ser una prioridad. No tardarás en disfrutar de las principales ventajas de poner en marcha una buena política de reciclaje para tu basura.

El medio ambiente es el principal beneficiario de que la gestión de residuos a todos los niveles se haga de forma eficiente tanto en las viviendas particulares como en las empresas. Pero está comprobado que cada ciudadano responsable de su basura también gana en lo personal. Siguiendo algunos consejos generales, tú mismo podrás comprobarlo en muy poco tiempo.

Parece que la gestión de la basura en casa no es una posibilidad, en muchos hogares el reciclaje más básico aún no se hace por pereza, falta de organización u otras excusas que no suelen ser muy sólidas ante un plan de gestión de residuos adaptado a tus necesidades y las de tu hogar:

   1. Cambio de hábitos y actitud

Para que tu plan de residuos sea un éxito, tienes que contar con convicción y ganas, hay que estar dispuesto a cambiar algunos hábitos relacionados con la basura, pero también con el consumo en general. No son grandes cambios, ni te costarán mucho esfuerzo, pero hay que ser consciente de que son necesarios y trabajar en ello de forma constante e inmediata. Por supuesto, si en tu casa hay más habitantes, incluidos niños, todos deben implicarse en la medida de lo posible con la gestión eficiente de residuos, tenlo en cuenta y busca la manera de motivar a todos.

   2. Reciclaje, un trabajo esencial

Aunque no es la única acción que tienes que hacer, es cierto que el reciclaje es una pieza fundamental en un plan de gestión de residuos. Para ello, es imprescindible que practiques una clasificación activa de la basura para lo que necesitas un poco de espacio y contenedores adecuados. Pero también es importante que valores los residuos antes de tirarlas, los DIY y las ideas para darle nueva vida a las cosas que parecen residuos son muy interesantes y pueblan la red. Fíjate si no, en todo lo que puedes hacer con botes de cristal, latas, botellas de plástico o neumáticos usados, por ejemplo.

   3. Contenedores adecuados

En el plano práctico, todos los expertos recomiendan que físicamente instales en tu casa un centro de clasificación de residuos. Aunque suena muy complejo, no lo es y puedes adaptarlo a cualquier vivienda y espacio con el que cuentas. En esencia, se trata de tener contenedores para cada tipo de residuo: verde para la basura orgánica, azul para papel y cartón, amarillo para los plásticos, un contenedor de vidrio y otro de papel y derivados. No es necesario que sean grandes, pero si diferentes y prácticos para su fin. Encontrarás un montón de propuestas diferentes y adaptadas para poder poner cubos adecuados en todo tipo de hogares. Hay mini cubos o recipientes que pueden apilarse, entre otras opciones.

 

   4. ¿Dónde colocar el centro de clasificación de residuos?

En cuanto al lugar de la casa donde es más adecuado instalar tu centro de gestión de residuos todo depende del tipo de vivienda y el espacio con el que cuentes, lo ideal es instalar todos los contenedores juntos en la cocina, tendedero, terraza o algún tipo de espacio anexo o próximo a la cocina que suele ser donde más residuos se generan. Pero no es la única posibilidad, puedes aprovechar espacios anexos a la vivienda como el garaje o alguna caseta externa de jardín. Separar los contenedores, si es necesario para aprovechar pequeños huecos en diferentes puntos de la casa, también es viable. Si tienes poco espacio, el truco está en sacar los residuos de casa de manera más habitual para que puedas usar contenedores más pequeños.

   5. Compra inteligente

Quizás este es el consejo menos conocido o seguido dentro de la gestión de residuos eficaz y eficiente en una vivienda, pero es clave. Para generar menos residuos y hacer basura de más calidad y menos agresiva, es esencial saber comprar. Ajusta las cantidades de productos que compras tanto frescos como otro tipo de alimentos a tus necesidades reales, práctica una cocina creativa y que aproveche sobras antes de que se estropee y tengas que tirar, congela los restos de tus comidas para volverlas a disfrutar con seguridad días después, compra productos ecológicos y de productores locales. Evita las compras compulsivas siempre y huye de los aparatos o productos con obsolescencia programada. Una compra inteligente, informada y reflexiva es siempre mucho más rentable y te ayudará mucho en la gestión de residuos que se verán disminuidos.

Cambiar tus hábitos respecto a los residuos en tu familia, quizás precise de un pequeño periodo de adaptación y puesta en marcha, pero con estos consejos será un trabajo sencillo y ágil que no supone grandes esfuerzos y que sin embargo, os traerá grandes recompensas y beneficios, además de colaborar activamente en el cuidado del planeta.

Los residuos deben desecharse siempre de  manera correcta, pero además, como recuerdan los expertos en ecología y cuidados del planeta, evitar generarlos es un plus. El fallo de tu nevera o frigorífico es un grave problema aunque habitual que, además, genera muchos residuos orgánicos. Pero si lo necesitas, el Seguro de Hogar MAPFRE te ofrece una cobertura específica para solucionar este problema y minimizar las consecuencias, evitando pérdidas para ti.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios