Cómo limpiar la cristalería para que quede perfecta

Publicado por canalHOGAR, 21 Jun 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo limpiar la cristalería para que quede perfecta

Si sabes cómo limpiar tus copas, vasos y todos los elementos domésticos de cristal, lograrás un resultado además de perfecto, duradero y envidiable. El procedimiento no es nada complicado y merece la pena comprobar el resultado.

Las tareas domésticas de limpieza pueden ser mucho más llevaderas y sencillas, si eres eficiente y sabes cómo limpiar cada cosa para que el esfuerzo sea el mínimo y la duración  de la limpieza, sea la máxima. En el caso de la cristalería y enseres de vidrio, la forma de limpieza es sencilla, pero es importante evitar algunos errores comunes que estropean tus vasos y copas más preciados.

La cristalería es delicada y exige de una limpieza en consonancia, con sumo cuidado y dedicación. Ten en cuenta que el secado de vasos y copas de cristal es tan importante como la limpieza en sí para obtener un resultado perfecto.

Hay muchas formas de lavar la cristalería, pero esta no es demasiado complicada y los resultados son excelentes:

   1. Prepara dos barreños con agua o un seno de la pila -si cuentas con dos- y un solo barreño. Combina como prefieras, pero necesitas tener un recipiente con agua caliente y vinagre, otro con agua caliente y lavavajillas y el grifo para aclarar al chorro de agua fría, antes de secar. Lava cada pieza de forma independiente y cuidadosa, no las pongas nunca a remojo de forma conjunta, pueden rozarse y arañarse.

   2. Empieza por meter la copa en el agua con jabón, enjabona con suma suavidad con una esponja adecuada, insiste sobre los bordes, pero no olvides la parte de debajo de los vasos y el pie en el caso de las copas.
3.- El segundo paso es introducir la copa o vaso en el recipiente con vinagre, sumérgelo durante unos segundos y deja que la copa se moje completamente con la mezcla. Sácalo, impide siempre que las piezas puedan chocar una con otra o rozarse.

   4. Para acabar la limpieza de cada pieza de tu cristalería, enjuaga cada una de ellas con agua fría y al chorro del grifo. Después, deja cada pieza escurrir sobre la encimera o superficie lisa donde hayas puesto un trapo limpio que no suelte pelusa o restos. Puedes colocarlos boca abajo, pero solo es una cuestión de costumbre, si los pones en su posición natural a escurrir no habrá mayor problema.

   5. Si quieres una cristalería nítida y brillante, no tienes que olvidarte del secado de cada una de las piezas de forma independiente, delicada, pero profunda. Utiliza un trapo o trozo de tela adecuado; no son apropiados los de tipo toalla ya que dejan restos sobre el cristal. Mejor usar tergal, las sábanas viejas son trapos perfectos para secar cristales, por ejemplo.

Si sigues estos pasos, recuperarás tu cristalería, librándola del polvo y la suciedad que suelen acumular estas piezas, aunque las guardes en vitrinas o aparadores cerrados. Si la cristalería está especialmente afectada por manchas de cal, grasa u otro tipo de suciedad o daños más importantes, es posible que tengas que emplearte a fondo y quizás dejar las piezas en remojo en el vinagre más tiempo.

La cristalería también puede lavarse en muchos lavavajillas -especialmente en los modelos más nuevos y de tecnología avanzada- siempre que la coloques dentro de los bandejas con seguridad y sin que los elementos se toquen o puedan soltarse peligrosamente durante el lavado. Los lavavajillas más modernos tienen programas especiales para lavar este tipo de piezas con total seguridad y con un resultado perfecto, es la forma más cómoda de limpiar la cristalería.

Con estos consejos podrás lavar tu cristalería y obtener el mejor resultado, a pesar de todo, la delicadeza de este tipo de enseres domésticos es innegable, para su protección completa y seguridad, elige una Póliza de Hogar MAPFRE que incluya este tipo de cobertura para que ante cualquier accidente durante su limpieza o manipulación, tu cristalería esté siempre protegida.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios