Cómo pintar superficies con óxido

Publicado por canalHOGAR, 25 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo pintar superficies con óxido

Renovar y darle un aire nuevo a los objetos de hierro o acero no es complicado, aunque es fundamental saber cómo pintar superficies con óxido, ya que en mayor o menor medida es habitual que el óxido esté presente.

El primer paso para pintar superficies con óxido es eliminar la mayor cantidad de superficie estropeada; de hecho, a ser posible, es importante librarse de todo el óxido para que la pintura nueva pueda fijarse de forma segura y certera y el resultado sea duradero.

El primer paso, por tanto, es valorar la presencia de óxido en la superficie para elegir la mejor forma de eliminarlo, dependiendo de la cantidad de óxido, la profundidad y el tipo de superficie; para todo esto, podrás emplear un método u otro para hacer desaparecer el óxido.

Decapación de la pintura oxidada con aire caliente

Para superficies con óxido bastante profundo y persistente, y siempre que dispongas de un decapador de aire caliente, puede ser la técnica más rápida, cómoda y sencilla. El aire caliente desprende la pintura estropeada y puedes ir retirándola con una espátula.

Decapantes líquidos

En los centros especializados en pintura y en los grandes centros de bricolaje, encontrarás productos decapantes en diferentes presentaciones, como en líquido o en gel. Sigue las indicaciones del fabricante del producto que elijas; en general, se aplican y dejan actuar para luego retirar con suma facilidad la pintura estropeada.

 

 

Limpiadores desengrasantes

Para óxidos poco profundos y superficies más delicadas, pero poco afectadas, puede ser suficiente con que le des un lavado con agua y algún producto desengrasante a base de pino o limón. Ayúdate con un cepillo de cerdas duras para que el óxido ceda con más facilidad.

Lijado

Lijar las superficies afectadas por óxido puede ser también una forma eficaz y válida de eliminar el óxido, sobre todo, si se trata de superficies pequeñas o con zonas concretas y localizadas con óxido que puedes lijar con comodidad.

Eliminar el óxido y la pintura dañada puede ser la parte más complicada y costosa de pintar superficies con óxido,  pero merece la pena hacerlo a conciencia y con los mejores resultados, ya que de ello dependerá que la pintura nueva cubra y se adhiera con seguridad y por más tiempo. Una vez eliminado el óxido que presente la superficie o elemento a pintar, ya sólo resta aplicar una pintura adecuada -esmalte- para metal o acero respetando las recomendaciones y formas de aplicación sugeridas por el fabricante y, si quieres proteger contra el óxido, aplicar también algún producto protector.

El Seguro de Hogar MAPFRE protege tu vivienda de acuerdo con la póliza elegida de los factores más adversos, y en caso de que el óxido sea el resultado de una eventualidad o accidente, los profesionales MAPFRE se encargarían por ti de este problema, siempre que tu póliza elegida contemple este tipo de coberturas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos