Cómo quitar las arrugas de la ropa sin planchar

Publicado por canalHOGAR, 20 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo quitar las arrugas de la ropa sin planchar

Si de todas las tareas del hogar, la plancha no está entre tus favoritas, te interesa saber cómo quitar las arrugas de la ropa sin planchar: además de ser posible, no es tan complicado ni imposible como te imaginas. 

Aunque el efecto plancha sobre la ropa es inigualable e inimitable (eso hay que reconocerlo), también es interesante saber cómo quitar las arrugas de la ropa sin planchar. Quizás no lo vas a hacer a diario, y seguro que prefieres el resultado que te ofrece la plancha, pero en caso de emergencias o necesidad, puede serte muy útil.

El vapor de agua o la humedad son la varita mágica que estás buscando para eliminar arrugas de la forma más rápida y práctica, y sin tener que enchufar la plancha y desplegar la tabla.

Dentro de la ducha

Si antes de vestirte vas a ducharte a bañarte, o cualquier otra actividad en el baño que suponga crear vaho y humedad dentro del cuarto de baño, perfecto. Llévate tú camisa o vestido arrugado contigo. No es necesario que lo metas dentro de la ducha. Colócalo, colgado en una percha, lo más estirado que sea posible y déjalo mientras te duchas. La humedad hará el resto deshaciendo las arrugas.

Rociador de agua

Si puedes permitirte mojar la prenda con arrugas de manera parcial con una pistola difusora de agua, también tienes una oportunidad para librarte de las arrugas más rebeldes. Rocía la prenda arrugada con un difusor y cuélgala en un sitio ventilado, no dentro del armario: un perchero, una puerta o incuso una lámpara son sitios perfectos para estirar arrugas. Si quieres acelerar y/o mejorar el resultado aplica además aire caliente, por ejemplo, con tu secador de pelo.

Tiende con estilo

Este es un truco que precisa de práctica y experiencia, pero muy útil a largo plazo y para siempre, no sólo en caso de emergencia. Se trata de eliminar la mayor parte de arrugas de tu ropa en el momento del secado y, además, evitar que se hagan otras, como consecuencia de formas de tender incorrectas. Tiende la ropa lo antes posible, no la dejes en la lavadora húmeda y arrugada, sacude enérgicamente la ropa al sacarla de la lavadora, coloca las pinzas de forma segura y firme, tensando la ropa siempre sin estropearla. Hay un buen número de prendas como vestidos, camisas o blusas que merece la pena que pongas directamente a secar en sus perchas, evitaras que se formen nuevas arrugas y marcas de pinzas, y te librarás de los principales pliegues que se hayan formado durante el lavado.

No está garantizado que tus prendas con cualquiera de estos tres métodos queden como cuando te dedicas a plancharlas con esmero y dedicación, pero sí es probable que consigas librarte de un buen número de arrugas y aunque en algunos casos, el paso por la plancha sea irremediable, si sabes cómo quitar las arrugas de la ropa sin planchar, también lograrás que el trabajo de planchar sea más cómodo, rápido y sencillo.  

Ahora ya sabes cómo enfrentarte a las arrugas, pero si lo que se te presenta es una eventualidad en tu vivienda y no en tu ropa, entonces el Seguro de Hogar MAPFRE, sus coberturas y asistencias son la respuesta más certera, rápida y cómoda.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos