Cuándo utilizar cada uno de los productos de limpieza

Publicado por canalHOGAR, 18 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuándo utilizar cada uno de los productos de limpieza

Llevar a cabo una limpieza cotidiana y adecuada de nuestro hogar nos permitirá disfrutar de un espacio correctamente higienizado y desinfectado. Para ello, te contamos a continuación cómo utilizar cada uno de los productos de limpieza.

Para mantener nuestra vivienda en perfectas condiciones no sólo basta con realizar una serie de tareas diarias o saber cuándo utilizar cada uno de los productos de limpieza, sino que también es fundamental seguir las instrucciones que aparecen en cada envase.

Además, si no quieres hacer frente a ningún imprevisto la primera vez que utilizas un producto nuevo, te aconsejamos aplicar una pequeña cantidad sobre la superficie que vayas a limpiar para comprobar si los resultados son los esperados. Del mismo modo, no olvides utilizar guantes para proteger la piel de tus manos o mascarilla si el producto es demasiado fuerte.

Diferentes productos de limpieza

- Lejía: este producto es perfecto para eliminar bacterias, hongos o moho. También es un buen blanqueador, aunque dado que es bastante agresivo, hay que utilizarlo con precaución.

- Quitamanchas: en algunas superficies más delicadas no se puede utilizar lejía, por lo que es recomendable adquirir un quitamanchas específico según el tipo de material que vayas a tratar. Este tipo de productos son muy útiles para eliminar manchas de alfombras, sofás, ropa, etc.

- Limpiacristales: los espejos, ventanas e incluso algunos muebles lacados necesitan ser limpiados con productos limpiacristales.

- Detergente líquido: además de utilizarse para fregar cualquier utensilio de cocina, el detergente líquido también actúa como un perfecto desengrasante, por lo que puedes utilizarlo sin ningún problema en determinadas superficies.

- Limpiador de madera: los muebles de nuestra casa se merecen un trato específico para conseguir que se mantengan intactos durante mucho más tiempo. Para ello, será necesario un limpiador de madera que según el que elijamos se puede aplicar directamente sobre la superficie o diluido en agua.

- Amoniaco: al igual que la lejía, el amoniaco también se puede utilizar para limpiar cocinas, azulejos, baños, etc., gracias a su alto poder desinfectante y desengrasante.

- Productos multiuso: como su propio nombre indica, este tipo de productos se pueden utilizar para dejar reluciente cualquier parte de la casa (azulejos, espejos, aluminio, madera, etc.).

- Friegasuelos: puedes optar por los perfumados y de esta forma aportarás a tu vivienda un olor sumamente agradable. De esta manera puedes ahorrarte la compra de ambientadores.

Sabiendo cuándo utilizar cada uno de los productos de limpieza podrás hacer uso de ellos de la forma más adecuada posible y con el objetivo de sacar el máximo rendimiento a cada uno. Además, para solventar cualquier desperfecto, avería o daño que aparezca en tu vivienda, no dudes en contratar un Seguro de Hogar MAPFRE que te ofrece las coberturas más completas del mercado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos