Deshumidificadores ¿Cuándo son realmente necesarios?

Publicado por CanalHOGAR, 29 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Deshumidificadores ¿Cuándo son realmente necesarios?

Un deshumidificador elimina la humedad del aire de una estancia, por lo que son especialmente útiles para dar soluciones a todos los problemas que un exceso de vapor en el aire puedan ocasionar. Sin embargo, su uso no siempre es igual de útil, por lo que repasamos cuándo son realmente necesarios los deshumidificadores.

Los deshumidificadores están concebidos para aliviar ambientes que estén muy cargados de humedad y dejar la humedad relativa en el porcentaje ideal del 50%, como su propio nombre indica, pero además tienen otros beneficios.

¿Qué son los deshumidificadores y cómo funcionan?

Actúan a través de la condensación: el aparato absorbe mediante un ventilador todo el vapor hacia un evaporador que lo enfría y que lo convertirá en agua; ésta quedará recogida de un método u otro, dependiendo del tipo de humidificador ante el que nos encontremos (algunos la contendrán en una bandeja que habrá que cambiar periódicamente para que no rebase, y los más sofisticados, la evacuarán a través de un desagüe). Se trata, además, de un agua idónea a la hora de regar las plantas (nunca para beber o cocinar) y ahorrar así en el consumo de nuestro hogar. El aire que resulta, ahora frío, pero totalmente seco, pasará por un calentador antes de volver a ser expulsado.

¿Cuándo son realmente necesarios los deshumidificadores?

La aparición de moho o manchas en la pared, así como de gotas y condensación en las ventanas, y una ropa tendida que nunca se seca del todo pueden ser síntomas clave de que tenemos una humedad excesiva en el ambiente. Pese a las desventajas del aire seco, el aire demasiado húmedo tampoco es saludable, ya que cuanto más agua tenga, menos podrá ventilarse. Si creemos que vivimos en un ambiente saturado, con más de un 50% de humedad relativa, es probable que los deshumidificadores sí sean realmente necesarios para nuestro hogar.

Sus principales funciones son aquellas relacionadas con la salud, ya que cuidan que la humedad ambiente no sea perjudicial para nuestro bienestar. Un excesivo frío húmedo en invierno, así como un tremendo calor saturado en verano, pueden acarrearnos serios problemas a evitar.

Necesarios para nosotros

El moho suele darse en espacios con una alta humedad; se trata de unos hongos muy desagradables que pueden instalarse en nuestro hogar (por ejemplo, en las paredes) si no cuidamos el vapor del aire. Muchas personas son sensibles a estos hongos, por lo que su aparición causa a veces congestión nasal o resuello en los casos leves, e infecciones respiratorias en los graves.

Los deshumidificadores no solo luchan contra el moho, sino que además, eliminando la humedad sobrante, contribuyen a despejar el ambiente de otro tipo de ácaros conflictivos, por lo que es una opción genial para aquellas personas que sufren de alergia. Eso sí, su uso tiene que ser en lugares cerrados y de forma sostenida, o no será inútil.

Además, un porcentaje alto de humedad puede conllevar el exceso de sudoración, y por tanto,  una dermatitis, además de  la aparición de dolores en las articulaciones y agravar los síntomas de artritis.

Necesarios en nuestro hogar

Aparte de nuestra salud, una humedad excesiva puede dañar también nuestras cosas. La aparición de hongos en nuestra pared es un problema que tenemos que solucionar, ya que puede darnos malos olores, aparte de ser altamente desagradable.

También nuestros equipos electrónicos pueden resultar dañados en entornos demasiado húmedos, ya que estos aceleran el óxido y la corrosión. La humedad tampoco perdona a los materiales textiles, que además de deteriorarse, son los primeros en coger malos olores; por ello, en muchas zonas tremendamente húmedas se usan además para secar la ropa tendida de manera total y segura. La humedad tampoco suele respetar aquellos elementos que contengan celulosa, como cuadros, libros, etc.

Con estas pautas, podemos hacernos una idea de cuándo son realmente útiles los deshumidificadores y decidir si es la mejor opción para nosotros y nuestra casa. Sin embargo, y aunque útiles en gran medida, hay muchos imprevistos que un aparato no puede evitar: para ellos, precisamente, está concebido el Seguro de Hogar MAPFRE, con todas las coberturas disponibles y la mejor oferta a la hora de protegernos a nosotros y a los nuestros.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos