Cómo eliminar el mal olor de la nevera

Publicado por CanalHOGAR, 20 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo eliminar el mal olor de la nevera

Abrir el frigorífico de tu casa y sentir un olor fuerte y desagradable es de las experiencias más desagradables que pueden tenerse. Descubre cómo eliminar el mal olor de la nevera y no vuelvas a sufrirlo más.

Si sabes cómo eliminar el mal olor de la nevera, nunca más tendrás que padecer la horrible experiencia de sentir que tu frigorífico en lugar de albergar alimentos y productos frescos y ricos, cobija en su interior desechos malolientes. Si observas algunas medidas básicas de higiene, mantenimiento y prevención contra el mal olor en este electrodoméstico, dirás adiós a los malos olores para siempre.

Con estos cuatro pasos esenciales, además de eliminar el posible mal olor que persiste en tu nevera, conseguirás que este tipo de situaciones nunca vuelvan a suceder y disfrutarás de un frigorífico ordenado y muy agradable, en el que conservar todas tus comidas y productos frescos.

1. Limpieza y orden.

Las prisas no son buenas para casi nada y para el buen estado y mantenimiento de tu nevera son nocivas. Seguro que no cuentas con tiempo de sobra para dedicarlo a organizar y ordenar el frigorífico, pero es cierto que, si lo haces una vez y te esfuerzas por  mantenerlo, no es tan difícil y las ventajas son muchas. Es importante que siempre que las bandejas de la nevera tengan algún resto de comida o bebida, lo limpies de forma inmediata y profunda, para que no creen un foco de mal olor. Vigila no mezclar productos de distintas naturaleza y utiliza cada espacio del frigorífico para conservar el tipo de alimentos que corresponda y sin mezclar; presta especial atención al fondo y las paredes de compartimentos y cajones que pueden acumular restos de alimentos frescos podridos que ocasionen mal olor.

2. Buena conservación y aislamiento.

Para que el primer paso –limpieza y orden- sea efectivo debes ponerlo en práctica junto con este segundo. Se trata de observar con detenimiento el estado de los productos, alimentos o recipientes que introduces en la nevera. Revisa que todos estén perfectamente limpios y secos, y que no tengan ninguna fuga, pérdida o rotura. Evita colocar recipientes con comida o alimentos frescos –pescado, carne y verdura- sin tapa dentro de la nevera: además de que el contenido se resecará, no creará el mejor ambiente dentro de ella. Revisa siempre que los botes, botellas y tarteras estén perfectamente cerrados.

3. Recursos contra el mal olor.

Si tienes un olor desagradable instalado en tu nevera, antes de nada, tienes que lograr eliminarlo y luego poner en marcha los consejos para que no vuelvan a repetirse. Lo mejor es vaciar por completo el frigorífico y hacer una limpieza profunda y completa del mismo. Además de usar productos específicos contra la grasa o las suciedades más incrustadas de la nevera, una buena alternativa es echar en el agua de limpiar un chorro de vinagre que además de un agente desinfectante natural, cuida todas las superficies y es un eficaz desodorante.

4. Mantenimiento de un buen ambiente dentro de la nevera.

Para evitar que el mal olor vuelva a tu nevera, además de los primeros dos pasos propuestos, puedes tener la precaución de poner dentro algún agente ambientador o absorbente del olor. Hay muchas alternativas caseras y naturales, por lo que puedes elegir la que te resulte más práctica y cómoda, además de decantarte por un olor que te resulte agradable. Entre ellas: un recipiente abierto con bicarbonato o con café, o un limón abierto a la mitad con clavos de olor incrustados. Ten en cuenta que estos recursos debes cambiarlos de forma periódica para que sean efectivos y eficaces en su lucha contra posibles malos olores o mezcla de ellos.

Siguiendo estos cuatro pasos, ya sabes cómo eliminar el mal olor de la nevera. Recuerda, además, que hay alimentos que nunca debes guardar en la nevera y esfuérzate por hacer del orden y la organización una rutina a la hora de meter la compra en la nevera. De esta forma, lograrás, no solo evitar malos olores, sino también disfrutar de una conservación correcta y saludable de tus productos, alargando además, la vida de tu nevera. Dentro de las coberturas del Seguro de Hogar MAPFRE, tanto tu nevera como su contenido tienen su espacio de seguridad y protección, infórmate sobre estas coberturas con tu agente MAPFRE y no renuncies a la tranquilidad de tener todo bajo control.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios