Lavar las prendas de lana para que queden suaves

Publicado por canalHOGAR, 06 May 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

lavar lana para que quede suave

Los tejidos delicados, entre los que se encuentra la lana, exigen unos cuidados especiales de mantenimiento. Lavar las prendas de lana para que queden suaves, no es difícil, pero si exige contemplar una serie de pautas para no perder sus cualidades.

La lana es de esos tejidos que nunca pasa de moda y que en los meses de más frío invierno se agradece especialmente, tanto por su tacto suave y delicado, como por su capacidad de hacernos sentir calientes. Lavar las prendas de lana para que queden suaves es siempre el objetivo, pero no siempre se logra. Especialmente en el caso de las lanas más naturales y delicadas.

 

Cuanto más pura y natural sea la prenda de lana que necesitas lavar, mayores serán los cuidados que exigirá para un lavado óptimo y una conservación de todas sus cualidades naturales.
Como pautas generales para el lavado de prendas de lana se recomienda:

 

Optar por el lavado a mano

Es cierto que muchas lavadoras, sobre todo, los últimos modelos y versiones del mercado, ofrecen programas especiales para el lavado de lana. En general, son programas cortos, de agua fría y que no incluyen centrifugado. Sin embargo, ante la duda y sobre todo, cuando vayas a lavar la prenda por primera vez, lo más seguro es decantarse por un lavado a mano.

 

Agua tibia o fría

El agua caliente estropeará irremediablemente la suave textura de tu nueva prenda de lana. Además, es muy probable que lo deforme y encoja.

 

 

Jabón

Hay en el mercado muchos detergentes especiales para este tipo de tejidos. No obstante, en el caso de las lanas más puras y delicadas lo más recomendable es lavar con un champú de pelo, si es especialmente indicado para bebés lograrás el máximo resultado de suavidad.

 

Forma de lavado

Procura ser lo más delicado posible cuando la prenda esté en el agua. Evita estirones, retorcidos o cualquier tipo de agresión al tejido que lo dañaría irremediablemente. En el caso de optar por el lavado a máquina, totalmente prohibido el centrifugado.

 

Secado de la ropa de lana

Evita secar las prendas de lana en el sol y tendidas en posición vertical. Lo más recomendable es un secado en horizontal sobre una superficie plana y mullida, sobre una toalla, por ejemplo. Para eliminar el exceso de agua, puedes envolverlo previamente en una toalla que absorba de manera natural el exceso de agua del lavado.
 

 

Lavar las prendas de lana para que queden suaves no es complicado, sólo es importante evitar agresiones y ser muy cuidadoso. Preocuparse por el cuidado de las prendas más delicadas denota que eres una persona cuidadosa y amante del mantenimiento, por lo que te será también de gran ayuda, para la conservación de tus objetos del hogar de más valor y delicados contar con un Seguro de Hogar MAPFRE que te ayudará ante cualquier imprevisto que surja.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios