Ventilar correctamente una casa

Publicado por Víctor Canales, 11 Abr 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

ventilar las habitaciones

Tener unas buenas condiciones higiénicas en tu casa es una cuestión fundamental para conseguir un bienestar y un confort adecuados. Una de las cosas a tener en cuenta es la ventilación de las diferentes habitaciones para que el aire se vaya renovando con frecuencia y, de esta manera, evitar la acumulación de dióxido de carbono y malos olores. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Enfermedades: la existencia de una falta de ventilación en una habitación puede provocar la aparición de algunas enfermedades, como el estrés. 
  • Diariamente: es importante que todos los días dejes la ventana de la habitación abierta unos 30 minutos para que se ventile.
  • Cocina: la cocina es un lugar en el que hay que tener especial precaución, ya que se acumula el humo y eso puede afectar a tu salud. 

Realizar esta tarea puede parecer sencillo, pero requiere una serie de procedimientos que queremos mostrarte.

 

Una mala ventilación puede afectar a tu salud

Más allá de la mala sensación que produce entrar en una habitación en la que las ventanas no se han abierto desde hace tiempo, el hecho de no ventilar correctamente una habitación puede tener efectos negativos sobre tu salud y la de tu familia.

Al no abrir la ventana para ventilar, el aire se queda estancado, acumulándose el dióxido de carbono procedente de la respiración en el ambiente, además del vapor producido cuando te das una ducha o cocinas algo. Esto provoca una falta de oxígeno que puede derivar en diferentes efectos sobre la salud de las personas que están en la habitación. Entre las enfermedades vinculadas a la falta de aire renovado están el estrés, algunas afecciones respiratorias y mareos.

Varios tipos de ventilación

Es muy importante que cada mañana abras la ventana de los diferentes dormitorios para eliminar el aire viciado de la noche, acabando con la condensación del ambiente. Lo ideal es que las ventanas estén abiertas durante aproximadamente 30 minutos para asegurarte de que el aire se ha renovado completamente. 

Una técnica que puedes utilizar para realizar una ventilación más completa y rápida de las habitaciones es la que se conoce como ventilación cruzada. Consiste en abrir la ventana de dos lugares alejados de la casa, de manera que se genere una corriente en el interior de tu vivienda que haga que el aire se vaya moviendo con velocidad en el espacio que hay entre ambas ventanas.

Además, es fundamental que en espacios susceptibles de acumular malos olores, como el baño o la cocina en la que hay humo procedente de la preparación de los alimentos, haya respiraderos que contribuyan a evitar la acumulación de aire caliente y ayuden a la entrada de aire frío.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos