Limpiar la silla del escritorio

Publicado por Covadonga Carrasco, 03 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo limpiar sillas de escritorio

La silla de escritorio es uno de los elementos imprescindibles, tanto en las oficinas como en los hogares en los que, por norma general, suele haber una habitación que hace las veces de despacho. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Ruedas: es importante eliminar la suciedad frotándolas con agua y jabón, y hacer que así se deslicen mejor.
  • Material: en función del tipo de material con el que esté hecha la silla, podremos limpiarla de una forma o de otra.
  • Manchas: para las manchas específicas será necesario utilizar productos especiales para eliminarlas.

Precisamente por ser un elemento básico, es importante mantener la silla de escritorio siempre limpia, ya que pasamos mucho tiempo sentados en ella y la mayoría de las veces olvidamos limpiarla.

 

Acabar con las manchas de la silla de escritorio

Aunque en principio debería tratarse de una tarea sencilla, es importante hacerlo bien, especialmente si hace tiempo que no se ha hecho una limpieza en profundidad.

Para empezar, habrá que quitar el polvo de la silla y, en función del tejido del que esté hecha, tendremos que hacerlo de una manera o de otra, aunque lo más común es hacerlo con un plumero o pasando la aspiradora. Una vez hecho este paso, procederemos a observar si hay manchas de comida o bebida que hayan podido caer sobre la tela. Solo tendremos que usar un quitamanchas en seco o toallitas con jabón para eliminarlas. Después, con un cepillo de cerdas suaves frotaremos suavemente una mezcla de agua caliente y bicarbonato, la dejaremos actuar 5 minutos y la retiraremos con un trapo.

Si queremos hacer una limpieza extrema, siempre podemos quitarle la tela y lavarla en el caso de que esta pueda mojarse, lavando por un lado el relleno y por el otro la tela.

Desmontar las ruedas para limpiarlas bien

Una vez lista la silla, será el momento de limpiar las ruedas. Para ello, también tendremos que pasarles la aspiradora y después frotarlas bien con un trapo húmedo. Si podemos desmontar las ruedas, mucho mejor, así podremos limpiarlas en profundidad con agua, jabón y un cepillo. Es necesario realizar este paso, ya que es en las ruedas donde mayor cantidad de polvo y suciedad se acumula.

Una vez limpia la silla, tendremos que esperar un par de horas para que todo se seque bien. ¡Nuestra silla quedará como nueva!

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

gdani535 comento el 03/02/2015 a las 11:59

El otro día tenía mucho que estudiar y manché un poco la silla mientras cenaba. La limpiaré con los trucos que enumeráis en este artículo, gracias.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos