Limpieza exterior de los radiadores

Publicado por Covadonga Carrasco, 22 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpia los radiadores también por fuera

Hay elementos en casa que vemos de manera constante pero parece que nunca nos paramos a pensar que también requieren cierto mantenimiento. Eso es lo que sucede con los radiadores. A diferencia de lo que hacemos con otros elementos de la casa que pasamos la vida cuidando y limpiando, los radiadores no siempre tienen los cuidados adecuados.

LO QUE DEBES SABER...
  • Amoniaco: es el mejor producto para limpiar los radiadores. Eliminaremos las manchas difíciles y la suciedad que lleva tiempo acumulada.
  • Funcionamiento: es importante limpiar los radiadores de manera habitual, tanto por dentro como por fuera, para que el funcionamiento sea el correcto.
  • Óxido: si el radiador tiene manchas de óxido, podremos eliminarlas con un poco de aguarrás y un cepillo metálico suave.

Lo primero que tendremos que hacer será proteger la zona del suelo en la que está el radiador, además de la pared. Para hacerlo, habrá que colocar un poco de papel de aluminio o papel de periódico y una toalla.

 

Limpiar los radiadores correctamente

El siguiente paso será eliminar todo el polvo, las pelusas o la grasa que se hayan ido acumulando. Lo podemos hacer con la aspiradora colocando la boquilla más pequeña.

A continuación, pulverizaremos el radiador con una mezcla de agua, jabón neutro y amoniaco, y dejaremos que actúe unos minutos.

Pasado ese tiempo, pasaremos un cepillo cilíndrico y lo iremos metiendo por los huecos del radiador, mientras vamos aclarando el líquido que habíamos pulverizado antes. Si no tenemos el cepillo cilíndrico, también podemos usar una bayeta enredada en un palo para frotar bien. Para ir aclarándolo, tendremos que seguir pulverizando la zona pero con un espray en el que solo haya agua. Dejaremos que escurra todo bien y, para secarlo, usaremos un secador de pelo.

Mantenimiento de los radiadores

Si tenemos que quitar manchas de óxido, habrá que mojar la zona con un cepillo metálico suave que habremos humedecido previamente con aguarrás, para después pasar un trapo seco.

Aunque las primeras veces tardaremos un poco más de tiempo, si limpiamos los radiadores con regularidad, será mucho más fácil mantenerlos y cada vez nos llevará menos tiempo.

Es importante mantener limpios los radiadores, tanto por dentro como por fuera, para mejorar su funcionamiento y aprovecharlos al máximo.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de hogar, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

martincp118 comento el 22/01/2015 a las 13:00

A veces no nos damos cuenta de que algunos objetos de la casa, como por ejemplo, los radiadores también necesitan limpiarse de vez en cuando.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios