Limpiar el hollín de las chimeneas

Publicado por Patricia Arroyo, 20 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Eliminar el hollín de las chimeneas

Limpiar el hollín de las chimeneas es fundamental para el buen escape del humo y un mejor funcionamiento. Además, se debe hacer para la seguridad de todos los que viven en casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Paso 1: nos protegeremos con unas gafas y una mascarilla para observar el interior y las paredes de la chimenea. 
  • Paso 2: cubriremos el suelo y el mobiliario con telas; y abriremos las ventanas para una buena ventilación.
  • Paso 3: frotaremos el interior de la chimenea con una escobilla especial hasta eliminar todo el hollín.

Si todavía no sabéis cómo limpiar el hollín de las chimeneas, aquí os dejamos los siguientes pasos. ¡Veréis qué fácil es hacerlo!

 

Cómo limpiar la chimenea

¿Por qué es importante limpiar el hollín? Con el tiempo se acumulan pequeñas bolitas negras que pueden llegar a obstruir la vía de escape si no se eliminan. De no hacerlo, sería altamente tóxico para nosotros, pues la combustión de la leña no tendría salida hacia el exterior.

Para el correcto mantenimiento de la chimenea, en primer lugar debemos comprobar el estado de sus paredes y, para ello, habrá que observar el interior. Eso sí, tendremos que protegernos con una gafas y una mascarilla para no correr ningún riesgo.

La forma más fácil de quitar el hollín es pasando la escobilla especial para chimeneas hasta el final. Esta, al poseer unas cerdas muy resistentes, eliminará la suciedad de las paredes.

Antes de llevar a cabo la tarea, se aconseja cubrir con telas el suelo, muebles y cortinas de la estancia para que no se ensucien. También cerraremos las puertas para que la suciedad no llegue a otras habitaciones y abriremos las ventanas para que la habitación esté bien ventilada. Tampoco nos olvidaremos de ponernos ropa vieja.

Otros consejos para limpiar el hollín

Es recomendable que la escobilla tenga un mango extensible para hacer más cómoda la tarea. Frotaremos de arriba a abajo hasta que no quede hollín.

Después, encenderemos el fuego para comprobar que la chimenea tiene un buen tiro.

También existen otras formas de limpiar el hollín de las chimeneas. Por ejemplo, podemos utilizar unas piedras o gravas que se vuelcan por la chimenea o fabricar nuestra propia escobilla con un alambre de larga longitud. Por último, también es posible insertar por la chimenea una soga con una tela de almohada y utilizarla a modo de cepillo.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de hogar, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

gdani535 comento el 20/01/2015 a las 12:09

Siempre he limpiado la chimenea sin protegerme, ya que no sabía que era peligroso. Gracias por el aviso.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos