Limpiar y cuidar los suelos de terracota

Publicado por Covadonga Carrasco, 31 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mantenimiento del suelo de terracota

Cuando elegimos los suelos de terracota para nuestro hogar, lo hacemos sobre todo porque la sensación de calidez que aportan es maravillosa, especialmente si nuestra decoración además es de estilo rústico.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cuidado: a pesar de que es un suelo muy resistente, en lugares como la cocina es imposible evitar que caigan manchas.
  • Limpieza: existen multitud de tiendas en las que encontraremos productos especialmente destinados a este fin.
  • Manchas: para eliminar las manchas más profundas será necesario usar agua, lejía y polvos de taco.

El suelo de terracota es un suelo poroso al estar elaborado a base de barro cocido. Si se trata de un suelo de terracota real, no estará esmaltado, porque de lo contrario perdería el tono rojizo. Sin embargo, en el mercado podemos encontrar un tipo de suelo similar que sí está esmaltado, ya que en este caso no se trata de terracota sino de loza.

 

Limpiar el suelo de terracota con productos naturales

Para mantener en perfecto estado el suelo de terracota es necesario utilizar productos específicos, si no lo hacemos, podríamos estropearlo. Con estos productos, sin embargo, podremos reparar y proteger el revestimiento para mantener un aspecto óptimo de la superficie.

Si en lugar de comprar productos químicos queremos mantener nuestro suelo de terracota limpio y en buen estado de manera natural, podemos usar aceites vegetales naturales. Lo habitual es usar aceite de linaza, que aplicaremos de forma sencilla con un trapito, lo dejaremos reposar y veremos que nuestro suelo brilla mucho más, además de crear sobre él una capa que lo hará más impermeable y evitará las manchas.

Remedios caseros para tener un suelo impecable

En el caso de que las manchas sean muy profundas, sobre todo en zonas como la cocina donde el aceite o cualquier otro producto puede caer sobre el suelo y ensuciarlo, lo que habrá que hacer será usar una mezcla de agua caliente y lejía al 50%, que pondremos directamente en el lugar en el que está la mancha.

Después cubriremos con talco la zona en la que hemos echado el agua y la lejía, y dejaremos que actúe durante unas 10 horas aproximadamente. Pasado este tiempo, aspiraremos el talco y veremos que la mancha ha desaparecido.

Para las juntas que han perdido color, solo habrá que usar un pincel y un poco de esmalte negro diluido en aguarrás puro. ¡Dejaremos el suelo como nuevo!

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de hogar, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 31/12/2014 a las 11:51

En la casa del pueblo tenemos todos los suelos de terracota desde hace más de 40 años y siguen estando como nuevos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios