Cómo planchar puños y cuellos de camisas

Publicado por Patricia Arroyo, 19 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Planchar los cuellos y puños de camisas

Para algunas personas, la plancha es una de las tareas pendientes del hogar. Bien porque no les gusta hacerlo o porque no saben muy bien cómo planchar. Pero, si esto último es vuestro problema, entonces el siguiente artículo os ayudará a planchar mejor.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cuello: extender el cuello sobre la tabla y pasar la plancha sobre el interior y exterior siguiendo el pliegue de la camisa.
  • Puños: desabrochar los botones de la camisa y plancharlos con la punta de la plancha. 
  • Consejo: pulverizar con agua si la camisa está demasiado seca. 

Quizás una de las prendas más difíciles de planchar sean las camisas. Por ello, vamos a enseñaros paso a paso cómo planchar los puños y los cuellos para que vuestras camisas queden perfectas y sin arrugas.

 

Aprender a planchar los puños de las camisas

En primer lugar, vamos a preparar la tabla de planchar. Aseguraos de que quede a la altura de vuestras caderas para que podáis planchar cómodamente.

Después, encended la plancha y ponerla a la temperatura adecuada para el tejido de vuestra camisa. Cuando alcance la temperatura, podréis planchar.

Si vuestra plancha es muy antigua y no cuenta con un pulverizador de agua y vapor, tened siempre a mano uno con agua, así conseguiréis eliminar mejor las arrugas.

Es más, cuando una camisa está ligeramente húmeda se plancha mejor que cuando está completamente seca.

Ahora que ya tenéis todo preparado ¡Comenzamos!

1. Extended el cuello de la camisa sobre la tabla y pasad la plancha por el interior. Y luego, por el pliegue de la camisa, planchad el exterior.

2. A continuación, colocad el hombro de la camisa sobre el extremo de la tabla y planchad desde esa zona hacia la manga. Cuando lo hayáis hecho, solo tenéis que dar la vuelta a la camisa y planchar igualmente el otro lado.

Cómo planchar los puños de una camisa

1. El primer paso es desabrochar los botones de la camisa.

2. Después, extended uno de ellos sobre la tabla con los botones hacia abajo.

3. Coged la plancha y pasarla con la punta por el interior del puño.

4. A continuación, dadle la vuelta y planchad la parte exterior. Os aconsejamos que evitéis planchar la zona de los botones.

5. Y, por último, repetid los mismo pasos con el otro puño. Cuando tengáis el cuello y los puños planchados, podréis pasar la plancha por el resto de la camisa.



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 19/12/2014 a las 13:59

Muchas gracias por estos consejos, creo que no hay algo más difícil que planchar cuellos y puños de camisas :D

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios