Cómo doblar sábanas

Publicado por Covadonga Carrasco, 25 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trucos para doblar sábanas

Después de hacer la colada y hasta que conseguimos que la ropa se seque y decidimos que es la hora de planchar, llega uno de los momentos más terribles... doblar las sábanas. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Trucos: saber dónde tenemos que doblar y qué esquina coger son algunos trucos que nos ayudarán a doblar las sábanas.
  • Bajeras: es probablemente la sábana más complicada de doblar y que quede bien, pero no es imposible.
  • Plancha: podemos ir planchando la sábana al mismo tiempo que la vamos doblando, para que no se nos arrugue.

Si no tenemos depurada la técnica, puede ser un proceso bastante costoso que no acaba con buenos resultados. Para evitarlo será mejor que conozcamos algunos métodos infalibles y sepamos cómo doblar sábanas una persona sola.

 

Primer método

Uno de los quebraderos de cabeza más comunes llega a la hora de plantearse cómo doblar sábanas bajeras. Para hacerlo bien tendremos que doblarla al revés, es decir, que lo primero que habrá que hacer es darle la vuelta.

A continuación, sostendremos la sábana y de las cuatro esquinas que tiene, juntaremos dos a dos las que estén más cercanas entre sí introduciendo una dentro de otra, o sea, juntaremos las esquinas que se corresponden con la parte donde situamos la cabeza en la cama, y las que se corresponden con la parte de los pies. 

Una vez que lo hayamos hecho, tendremos dos esquinas que tienen la parte elástica de la sábana, así que sostendremos cada una de ellas con una mano y las juntaremos. Después haremos el mismo gesto tantas veces como sea necesario, sosteniendo dos esquinas y juntándolas. Todo ello habrá que hacerlo de manera que no dejemos arrugas. 

Segundo método

En este caso hablaremos de las sábanas que van por encima, no de las bajeras. En primer lugar sujetaremos la sábana por las esquinas superiores a lo largo. Si no llegamos bien, podemos colocarla en el suelo para manejarla.

Doblaremos la sábana por la mitad haciendo que coincidan las esquinas. Alisaremos la superficie evitando que salgan arrugas y volvemos a doblarla para conseguir un rectángulo.

Cada vez que la doblemos la alisaremos para evitar que se formen arrugas. Este es el momento de doblarla por última vez. Solo hay que hacerlo tres o cuatro veces en función de su tamaño.

Doblaremos la parte superior hacia abajo dejando la línea de las esquinas hacia arriba.

Solo hay que tener algo de maña y un poco de paciencia y conocer estos trucos para doblar sábanas.



Comentarios (1)

irenita52 comento el 25/11/2014 a las 11:46

Gracias por los consejos, a partir de ahora doblaré de esta manera mis sabanas para que queden lo más lisas posible.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios