Cómo cuidar los muebles con las altas temperaturas

Publicado por Patricia Arroyo, 03 Sep 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidar los muebles en verano

Para que nuestros muebles se mantengan en buen estado durante muchos años, es necesario que sepamos cómo cuidarlos correctamente, pues algunos factores como el calor de la calefacción, el sol que entra por las ventanas e incluso el desuso en un hogar cerrado, hacen que los muebles sufran bastante, sobre todo en pocas más calurosas. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Evitar: el sol daña el color de los muebles, por ello, habrá que separarlos de las ventanas o bajar las persianas.
  • Hidratación: durante las vacaciones es recomendable colocar recipientes llenos de agua sobre los muebles para hidratarlos.
  • Proteger: si el hogar permanece cerrado una larga temporada, es aconsejable colocar sábanas o fundas sobre los muebles.

Queremos ayudaros a mantener siempre vuestros muebles como nuevos, por ello, os vamos a contar algunas claves para evitar que se deterioren con el calor. 

 

Consejos para el cuidado de los muebles

En primer lugar, es aconsejable que durante el verano alejemos los muebles de las ventanas, pues el sol podría dañar su color. También podemos bajar las persianas en las horas en las que el sol incida con mayor intensidad. Debemos recordar que cuanta menos luz solar entre en casa, más fresca estará y, al mismo tiempo, los muebles no sufrirán con el calor concentrado. Lo importante es que evitemos que los rayos de sol incidan constantemente sobre el mobiliario.

Otro de los factores que afecta a los muebles es la mala ventilación y esto ocurre normalmente cuando la casa permanece cerrada durante las vacaciones. Por ello, es recomendable que llenemos recipientes con agua y los coloquemos sobre los muebles. De esta manera, les proporcionaremos un poco de humedad y se mantendrán hidratados. Este consejo es muy recomendable sobre todo para zonas muy secas y calurosas.

Y si la casa va a estar cerrada durante una larga temporada, entonces tendremos que proteger todos los muebles con fundas o sábanas para que el polvo y el calor no estropeen su superficie. Del mismo modo, también deberemos bajar todas las persianas para evitar el sol.

 

El mantenimiento del mobiliario

Si nuestros muebles son de madera natural, se aconseja encerarlos, al menos, una vez cada dos meses y durante el verano una vez al mes, pues en esta época es cuando más sufren debido a las altas temperaturas. La buena hidratación es fundamental para evitar la aparición de grietas.

A la hora de limpiarlos no aplicaremos nunca ningún tipo de producto que dañe el color de la madera, como por ejemplo el limpiacristales. Lo mejor es pasar un paño húmedo sobre la superficie o algún producto especial para madera. Y si algún mueble es de terciopelo, habrá que limpiarlo con el aspirador y con un paño húmedo.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

gdani535 comento el 03/09/2014 a las 14:16

Gracias por estos consejos, no había pensado que el calor podía afectar tanto a los muebles.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios