Consejos para limpiar el moho de la nevera

Publicado por Patricia Arroyo, 19 Ago 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos de limpieza para eliminar el moho de la nevera

¿Ha aparecido moho en tu nevera y no sabes cómo quitarlo? En este artículo te daremos todos los pasos para eliminarlo de una manera rápida y eficaz.

LO QUE DEBES SABER...
  • Necesitamos: vinagre destilado, blanqueador, cepillo de dientes, bastoncillos de algodón, paños o papel de cocina y un bote con rociador.
  • Consejo: hay que secar muy bien todas las zonas para evitar humedad y la posible aparición de moho otra vez.
  • Limpieza: es recomendable limpiar una vez a la semana el interior de la nevera.

A la hora de sacar y meter comida o bebida en la nevera es inevitable que se nos caiga algo. Además, si no limpiamos esos restos, con el tiempo se creará moho en su interior. Veamos cómo eliminarlo.

 

Pasos para eliminar el moho de la nevera

A la hora de limpiar el moho de la nevera necesitaremos: vinagre destilado, un blanqueador, un cepillo de dientes viejo, agua, unos bastoncillos de algodón, paños o papel de cocina y un bote con rociador.

En primer lugar, prepararemos una solución de blanqueador y agua tibia para eliminar el moho. El blanqueador es idóneo para acabar con el moho y, además, evita su propagación. Cuando tengamos la mezcla preparada la echaremos dentro del bote con rociador y pulverizaremos por todas las zonas donde pueda haber moho (guías de cajones, bisagras de la puerta, zonas estrechas, etc.). Tanto por fuera como por dentro de la nevera.

Tendremos que dejar actuar el producto al menos durante 10 minutos, después, con un paño húmedo limpiaremos todas las zonas por donde hayamos rociado. A continuación, enjuagaremos con agua fría y secaremos con otro paño limpio y seco.

 

Últimos pasos para eliminar el moho de una nevera

Como hemos dicho, habrá que limpiar las juntas de la puerta, pero es aconsejable que también las rociemos después con una solución de vinagre y agua. Dejaremos que actúe unos 5 minutos y, después, con un cepillo de dientes frotaremos sobre las hendiduras. Si alguna zona se queda sin limpiar bien, utilizaremos un bastoncillo humedeciendo su punta con la solución de vinagre.

A continuación, pasaremos papel de cocina por encima y enjuagaremos con agua fría. Es importante que sequemos muy bien todas las juntas, pues el moho se desarrolla con la humedad.

Para evitar la aparición de moho y hongos es recomendable limpiar las juntas una vez a la semana. Aun así, si se produce algún desperfecto o avería que no se pueda solucionar únicamente con la limpieza, necesitaremos contar con un seguro de hogar que se haga cargo.



Comentarios (1)

irenita52 comento el 19/08/2014 a las 14:11

Me apunto los consejos. A ver si siguiendo paso a paso todo puedo conseguir que la nevera quede impecable cuando le pase esto.
Gracias

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos