Quitar manchas de grasa de diferentes superficies

Publicado por Covadonga Carrasco, 30 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Elimina manchas de grasa

Cada vez que se nos mancha una alfombra, el sofá o la moqueta sentimos una sensación de pánico momentáneo buscando la manera de evitar de cualquier forma posible que la mancha no permanezca durante el resto de la eternidad, y más cuando se trata de manchas de grasa. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Productos: dependiendo del lugar en el que haya caído la mancha y el material en el que tengamos que quitarla, habrá que usar un tipo de producto u otro.
  • Prueba: al utilizar cualquiera de estos trucos, siempre habrá que hacer una prueba en una zona que no sea muy visible para evitar destrozos.
  • Rapidez: este tipo de manchas habrá que eliminarlas lo antes posible para evitar que se impregnen con mayor profundidad.

En ocasiones caemos en el error de limpiarla con productos inadecuados por la prisa de quitarla lo antes posible y lo único que conseguimos es extenderla más todavía o hacer que permanezca y no se pueda eliminar de forma definitiva.

 

Hoy vamos a conocer algunos remedios caseros muy efectivos para acabar con este problema que puede surgir en cualquier momento, mucho más si tenemos niños o mascotas en casa.

 

Manchas de grasa en las paredes

Las manchas en las paredes son probablemente las más visibles y las que más nos complican la vida porque no podemos quitar la pared y meterla en la lavadora… Así que habrá que buscar otra manera de eliminar la mancha, que suele ser por norma general de grasa.

Mientras comemos puede caerse un plato y salpicar el aceite de una ensalada o la salsa de una carne en la pared y hay que actuar rápido si no queremos que las consecuencias sean peores.

Si la pared es una pared entelada, la mejor forma de eliminar la mancha es crear una pasta con polvos de talco y benzol. Una vez tengamos lista la pasta, la aplicaremos sobre la mancha y esperaremos un par de horas para después cepillar sobre ella con bastante energía.

En el caso de que la pared esté pintada con pintura plástica, que es lavable, empaparemos una esponja con agua caliente, jabón neutro y amoniaco. Lo haremos en dirección de abajo arriba para que la suciedad no escurra y manche el resto de la pared. Para aclararlo lo haremos al contrario.

 

Manchas de grasa en textiles de piel

Si la mancha ha caído en un sofá de piel o en cualquier otro lugar que esté tapizado con este material, tendremos que aplicar tiza previamente triturada o polvos de talco mezclados con alcohol de quemar y prepararemos una pasta con los dedos. Dejaremos que se seque y después la retiraremos frotando con energía.

Si aún así queda algún resto, presionaremos con un algodón impregnado en alcohol y, una vez seco, aplicaremos cera incolora para piel, crema hidratante de la que usamos para nuestro rostro o unas gotas de aceite de ricino que aplicaremos con un trapo frotando con cierta rapidez.

Para otros materiales como la seda, que son más delicados, tendremos que comprar tricloroetileno y bicarbonato para preparar un mezcla con la que frotaremos la superficie y dejaremos secar para después cepillarla bien. Si la mancha no sale bien porque está muy seca, aplicaremos leche de magnesia para eliminar los restos.

 

Manchas de grasa en alfombras y moquetas

Para eliminarlas tenemos varias opciones dependiendo del tamaño y la cantidad de grasa que haya caído sobre la alfombra o la moqueta.

La primera son los productos absorbentes como el polvo de maíz, la sal o el talco que ayudan mucho en la eliminación de las manchas en este tipo de tejidos. Se aplica con la mancha reciente, no debemos esperar a que se seque, porque la grasa impregnará mucho más las fibras.

Aplicaremos alguno de estos productos y dejaremos que actúe un par de minutos. Cuando haya pasado este tiempo, cepillaremos bien la mancha con un cepillo. Este remedio es perfecto para las manchas pequeñas. Si son de mayor tamaño, es probable que no desaparezcan con tanta facilidad, así que habrá que usar otros trucos.

Por ejemplo, las manchas de grasa grandes se eliminan bastante bien con productos antigrasa como los que se anuncian en televisión. Solo hay que rociar la mancha ligeramente y dejar que pasen unos minutos, después lavaremos a mano y eliminaremos los restos.

El alcohol de quemar también es un truco excelente para eliminar las manchas de grasa. Unas gotas de este producto directamente sobre ellas, un par de minutos de reposo y después agua tibia y jabón. Los resultados son sorprendentes, aunque haya que repetir la operación al menos un par de veces.

A la hora de aplicar cualquier producto para eliminar las manchas de grasa, tendremos que hacerlo siempre de dentro hacia fuera para no extender la mancha por zonas que están limpias.

Los productos de limpieza en seco también son recomendables para las manchas de grasa de gran tamaño. 


Manchas de grasa en la madera

Aunque por norma general cuando comemos colocamos un mantel y protegemos la mesa, no siempre podemos evitar que esta se manche. La madera es un material muy resistente, pero las manchas son complicadas de eliminar y si son de grasa mucho más.

Para quitarlas más fácilmente y protegernos de los productos químicos que usaremos, tendremos que mezclar agua con amoniaco. En un trapo limpio aplicaremos el amoniaco y frotaremos bien la mancha. Si aún así vemos que no sale, con un poco de ceniza y un chorrito de gasolina con la que recargamos los mecheros en un platito, mojaremos papel de cocina y frotaremos de nuevo la mancha.

Nunca debemos aplicar la gasolina directamente sobre la madera o la estropearemos.

Cuando la mancha haya desaparecido, aplicaremos cera para madera con otro trapo limpio y veremos como la mesa queda como nueva.

Para eliminar manchas de este tipo hay que actuar rápido, otro tipo de manchas salen mejor si esperamos a que se sequen, pero en este caso no sucede así, ya que la grasa va impregnando las diferentes fibras, lo que hace que sea cada vez más profunda y casi imposible de eliminar. 

Siempre, antes de aplicar cualquier producto, debemos hacer una pequeña prueba en una zona que no sea visible para ver si los elementos que estamos aplicando le hacen daño al material que queramos tratar.

En el caso de alfombras que estén fabricadas con materiales delicados, la mejor forma de eliminar las manchas es acudir a un profesional para que puedan realizar una limpieza en seco sin estropear el tejido.

Aunque en este tipo de situaciones, mejor prevenir… que manchar.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

gdani535 comento el 30/07/2014 a las 13:04

Gracias por los consejos. Estas son las cosas que más se ensucian y las más que más se resisten a permanecer limpias.
Seguiré los pasos y a ver si tengo suerte y quito alguna que otra mancha.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos