Evitar que el aire acondicionado perjudique la salud

Publicado por Patricia Arroyo, 25 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo evitar que el aire acondicionado perjudique nuestra salud

En verano es cuando más utilizamos nuestro aparato de aire acondicionado, sin embargo, debemos seguir algunas medidas de precaución para evitar que dañe nuestra salud.

LO QUE DEBES SABER...
  • Limpiar filtros: debemos limpiar el polvo del aire acondicionado antes de utilizarlo el primer día de calor. 
  • Noches: a no ser que la temperatura supere los 27 ºC, debemos evitar encender el aire acondicionado por las noches.
  • Uso coherente: habrá que cerrar las ventanas y bajar las persianas para que la casa se mantenga fresca. 

Todos debemos tener en cuenta una serie de pautas a la hora de poner el aire acondicionado, pero especialmente aquellos que son fumadores, diabéticos, hipertensos y alérgicos.

 

Consejos para el buen uso del aire acondicionado 

Como ya sabemos, el aire acondicionado lo utilizamos mucho en los meses de verano, por lo que el resto del año permanece apagado. Pero ¿qué ocurre si lo encendemos el primer día de calor sin haberlo preparado? Estaremos perjudicando directamente nuestras vías respiratorias, pues durante los meses anteriores el polvo se ha ido acumulando en las rejillas del aparato de manera que, al encenderlo, saldrá aire con polvo.

Aunque nosotros no lo percibamos directamente, lo cierto es que lo notaremos a posteriori, ya que nuestra garganta se verá resentida. Notaremos cierta sequedad e incluso la garganta se podrá inflamar, por ello, la primera medida que debemos seguir antes de encender el aire acondicionado es limpiar los filtros y su exterior.

Además, es aconsejable que por la noche no utilicemos el aire acondicionado, a no ser que la temperatura supere los 27 ºC. Pero si no soportamos el calor, siempre podemos poner el temporizador para evitar que esté funcionando toda la noche.  

 

Otras medidas para evitar daños respiratorios

A la hora de utilizar un aire acondicionado debemos evitar los cambios bruscos de temperatura. El primer consejo es que intentemos mantener una temperatura constante y fresca en la casa, para ello, a primera hora la ventilaremos y después cerraremos todas las ventanas y bajaremos las persianas. Cuando el ambiente está en penumbra se crea una sensación de mayor frescura.

Solo si es necesario y tenemos mucho calor encenderemos el aire acondicionado, pero de una manera coherente. Por ejemplo, si tenemos aire acondicionado en el salón y estamos en él, tendremos que cerrar la puerta para que el aire fresco no se pierda y tampoco entre el calor del resto de las habitaciones. Así también evitaremos desperdiciar energía. O, si tenemos varios aires acondicionados, podemos poner dos y dejar abiertas las puertas para que el aire fresco se extienda por la casa, eso sí, siempre teniendo las ventanas bien cerradas.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de hogar, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 25/07/2014 a las 13:09

Muy buenos consejos. El aire acondicionado resulta muy incómodo cuando lleva mucho tiempo encendido. Además, a mí siempre se me olvida cerrar las ventanas, así que estoy gastando para nada. Seguiré los consejos, gracias.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios