Disimular los desperfectos de los objetos de plata

Publicado por Covadonga Carrasco, 18 Jun 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Deja como nuevos tus objetos de plata

La plata es fascinante no solo para la joyería sino para diferentes objetos decorativos. El problema llega con el paso del tiempo cuando, además de perder su brillo, se producen golpes y acaba abollándose.

LO QUE DEBES SABER...
  • Pulir: puliremos la pieza de plata solo si los arañazos son algo profundos. En este caso, extremaremos las precauciones para no estropearla.
  • Abolladuras: como la plata es un material blando, podemos quitar las abolladuras con los dedos o ayudarnos de un martillo de goma.
  • Estabilidad: es importante que trabajemos sobre una superficie rígida y algo más blanda.

Para dejar como nuevos los objetos de plata vamos a daros algunos trucos que conseguirán disimular los desperfectos, arañazos y abolladuras que pudieran tener. Aunque es cierto que la plata se araña con bastante facilidad, al ser un metal blando también resulta muy sencilla de restaurar.

 

Realizar el pulido en una zona rígida

Para ponernos con esta tarea tendremos que usar siempre una superficie que tenga cierta estabilidad y rigidez, pero forrada de otro material algo más blando como una manta, por ejemplo.

Hay que cubrir las herramientas con fieltro para que no dejen marcas. Con un martillo de goma o plástico iremos golpeando la plata de forma muy suave y siempre desde la parte interior del objeto. En ocasiones, al ser un material blando, es suficiente si lo presionamos con los dedos.

 

Eliminar arañazos dependiendo de la profundidad de estos

Para eliminar arañazos, si estos son superficiales, con un pulidor normal será suficiente. Si el surco del arañazo es algo más profundo, en ese caso tendremos que usar pasta de dientes o elaborar una pasta con tiza, alcohol y parafina. Aplicaremos el producto elegido con un trapo haciendo círculos y de manera constante pero con mucha suavidad.

Si las marcas son aún más profundas, será necesario el uso de abrasivos como un estropajo de acero o incluso papel de lija, para después pulir la pieza. Si se trata de superficies grandes u objetos que tienen zonas talladas, existe la opción de usar discos pulidores que se encajan en las taladradoras eléctricas.

Esto es algo que haremos solo si tenemos algún conocimiento previo, de lo contrario podríamos acabar destrozando el objeto. En cualquier caso, siempre podemos llevar nuestros objetos de plata a un profesional para que los repare.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios