Cómo lavar una licuadora

Publicado por Patricia Arroyo, 13 Jun 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos para lavar una licuadora

Muchas veces nos da pereza limpiar una licuadora después de haberla utilizado. Sin embargo, existen trucos y consejos de limpieza para que esta tarea sea más rápida y sencilla.

LO QUE DEBES SABER...
  • Necesitamos: para lavar la licuadora usaremos agua, jabón para platos, bicarbonato de sodio y un limpiacristales.
  • Base de acero inoxidable: humedeceremos un trapo con limpiacristales o con una mezcla de agua y vinagre.
  • Base de plástico: la limpiaremos con una mezcla de agua y jabón, o de agua y bicarbonato.

Los nuevos modelos de licuadoras se pueden lavar perfectamente en el lavavajillas, pero para los que tengáis una licuadora antigua, os recomendamos estos pasos para su limpieza.

 

Limpiar la licuadora correctamente

Para lavar una licuadora necesitaremos: agua, jabón para platos, bicarbonato de sodio y un limpiacristales.

En primer lugar, tendremos que llenar con agua caliente el vaso de la licuadora. Más o menos hasta la mitad de su capacidad.

A continuación, echaremos una cucharada de jabón para platos y una pequeña cucharada de bicarbonato de sodio. Con estos dos productos conseguiremos que los alimentos se despeguen del vaso y que las manchas y el olor se eliminen.

Después, encenderemos la licuadora y la programaremos a alta velocidad. Tras 20 o 25 segundos, la apagaremos. Si observamos que todavía quedan restos de alimentos pegados, podemos repetir de nuevo el mismo procedimiento.

El siguiente paso será quitar las cuchillas de la licuadora, siempre y cuando sean extraíbles. Las lavaremos con agua caliente y jabón, y las secaremos con un paño de cocina con cuidado de no cortarnos.

Por otro lado, enjuagaremos el vaso de la licuadora con agua caliente y lo dejaremos escurrir boca abajo en el fregadero. Después, secaremos el vaso con un paño de cocina limpio y seco.

 

Dejar la licuadora reluciente

Una vez tengamos limpio el interior de la licuadora, deberemos limpiar también la base de acero inoxidable. Para ello, habrá que humedecer un paño suave con limpiacristales. En el caso de que no tengamos este producto, podemos preparar una mezcla de agua y vinagre para limpiar la base.

Si nuestra licuadora tiene una base de plástico, con una mezcla de agua y bicarbonato, o agua y jabón podremos limpiarla.

También debemos limpiar el cable con un trapo húmedo. Eso sí, asegurándonos de que la batidora está desenchufada y con cuidado de no empapar el cable.

Es recomendable que realicemos esta limpieza nada más usar la licuadora. Si dejamos pasar mucho tiempo, los alimentos se quedarán secos y pegados. Por último, debemos saber que si tenemos una licuadora moderna, tan solo tendremos que meter el vaso en el lavavajillas y lavar las cuchillas a mano.



Comentarios (1)

martincp118 comento el 13/06/2014 a las 13:28

¡Interesante! siempre da muchísima pereza lavarla, pero intentaré seguir los consejos porque tengo una licuadora antigua. Muchas gracias.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos