Consejos para limpiar una habitación infantil

Publicado por Covadonga Carrasco, 29 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpiar la habitación de los niños

Los más peques de la casa no se caracterizan por ser especialmente ordenados, así que, si lo que queremos es tener su habitación siempre preparada, necesitaremos algunos consejos para limpiarla en poco tiempo sin tener que estar esclavizados de forma constante.

LO QUE DEBES SABER...
  • Orden: lo primero será ordenar la habitación para poder limpiarla después con facilidad.
  • Limpieza: la mejor forma de limpiar las superficies de la habitación de los niños es con bayetas o trapos de microfibra.
  • Pasar la aspiradora: este será el último paso que llevaremos a cabo para dejar la habitación perfecta.

Aunque debemos enseñar a los niños desde muy pequeñitos a dejar las cosas en su sitio cuando hayan terminado de usarlas, al principio necesitarán nuestra ayuda y paciencia.

 

El primer paso es ordenar

Lo primero que habrá que hacer será ventilar la habitación, de esa manera reduciremos la humedad y esa terrible sensación de espacio cerrado con el ambiente cargado.

Después, nos pondremos manos a la obra con la cama. Sacudiremos sábanas, colchas y edredones para ventilarlos también.

Seguramente habrá por medio pinturas, dibujos, juguetes, etc. Tendremos que recoger todo y pedir a los peques que nos echen una mano para que se vayan acostumbrando a ordenar.

Una vez recogido “el campo de batalla”, habrá que comprobar si hay manchas en la alfombra, la moqueta o la tapicería y eliminarlas con algún limpiador específico.

Si hay ropa desordenada, seleccionaremos la que está sucia y la que tenemos que guardar para quitarla de en medio.

Lo ideal es tener un cesto de ropa sucia para que los peques la echen directamente allí cuando se la quiten.

 

Limpiar todos los juguetes

Los juguetes siempre deben estar limpios, pero los niños los manchan habitualmente, así que habrá que limpiarlos con una esponja húmeda y, los que se vayan a lavar en la lavadora, meterlos en el cesto de la ropa sucia.

Llega el momento de limpiar el polvo. Si queremos evitar alergias, lo mejor es utilizar una bayeta o un trapo de microfibra para limpiar las superficies de estanterías, mesas, puertas, etc.

Cuando esté todo listo, pasaremos la aspiradora y haremos la cama que habíamos dejado ventilándose. Cerraremos la ventana y la habitación de nuestros hijos quedará perfecta durante un buen tiempo.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios