Cómo elegir los productos de limpieza

Publicado por Patricia Arroyo, 21 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué tipo de producto de limpieza elegir

Hoy en día hay una gran variedad de productos de limpieza. Si a la hora de comprar alguno no sabéis muy bien cuál escoger, con este artículo aprenderéis a elegir los productos de limpieza correctos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos de productos de limpieza: existen los álcalis, disolventes, jabones y ácidos.
  • Consejo: leer el etiquetado para saber en qué superficie se puede utilizar, modo de empleo, composición e información sobre la peligrosidad, toxicidad y si es inflamable. 
  • Precaución: no mezclar productos de limpieza y protegernos con guantes si manipulamos productos ácidos y álcalis.  

Antes de comprar un producto de limpieza debemos fijarnos en su etiquetado. Así, sabremos cómo y para qué tipo de materiales podemos utilizarlo.

 

Consejos a la hora de comprar un producto

Leer el etiquetado de un producto es importante para saber cómo emplearlo. También tendremos que comprobar qué tipo de sustancias lo componen y la cantidad que contiene de cada una. El etiquetado además ofrece iconos de peligrosidad, los cuales nos informarán sobre: el alto grado de peligrosidad, si es tóxico, inflamable y qué hacer en caso de intoxicación.

A la hora de comprar un limpiador, debemos saber si tiene las características idóneas de un producto de limpieza, que son: proporción de humedad a la superficie, eliminación de suciedad, facilidad para enjuagar la superficie y ausencia de restos del producto una vez que lo hemos utilizado.

 

Qué productos de limpieza comprar

Cuando vayamos a comprar un producto de limpieza deberemos tener muy claro en qué superficie lo queremos utilizar. Teniendo en cuenta esto, los productos de limpieza se clasifican por su composición. Así, nos encontramos con los siguientes tipos:

- Los ácidos: son productos que se utilizan para la limpieza de sanitarios. Actúan como el antical y el vinagre. Este tipo de productos son corrosivos al utilizarlos en el cemento, hormigón, metales y telas.

- Los álcalis: son productos idóneos para eliminar manchas difíciles. Algunos son las lejías y los limpiadores de hornos. 

- Jabones: gracias a la espuma que crean se emplean para lavar platos, vasos, sartenes, etc.

- Disolventes: estos productos son perfectos para quitar restos de grasa. Los alcoholes, quitamanchas y limpiacristales son algunos de los productos disolventes que podemos encontrar. Debemos tener precaución en su uso, ya que son inflamables.

Los álcalis y los ácidos son los productos de limpieza que más nos pueden perjudicar al entrar en contacto con nuestra piel. Por ello, es recomendable que nos pongamos guantes y que exista una buena ventilación cada vez que los utilicemos.

También es recomendable que no los mezclemos con otros productos. Por ejemplo, es altamente peligroso que mezclemos amoniaco con lejía, ya que se genera un gas muy tóxico.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de hogar, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 21/05/2014 a las 13:35

Esto suele ser algo a lo que no le prestamos atención, pero que realmente es importante. Buenos consejos, sí.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios